sábado, 7 de noviembre de 2015

Chile: "Cartel del papel" pone en peligro fondos para forestación

Parlamentarios anuncian rechazo a glosa presupuestaria 
para subsidios a firmas del sector.
El “cartel del papel”, como se ha denominado a la fijación de precios en esta industria y que afecta directamente a CMPC, reflota la discusión por resucitar el DL 701 de 1974 que otorga bonificaciones a las papeleras para forestación y manejo de bosques -que expiró en 2013- y que este gobierno busca reestablecer, en el marco de su política pro inversión.

De acuerdo a la Conaf, entre 1976 y 2013 se han destinado US$ 561.640.338 a subsidios a forestales. Estos fondos se han utilizado para forestación de 1.246.151 hectáreas y el resto, a poda, raleo, estabilización de dunas, recuperación de suelos y cortinas cortavientos. Desde la entidad señalan que el único ítem donde pueden participar grandes compañías es en “recuperación de suelo y forestación”, para lo cual el sector ha recibido entre 2000 y 2013, recursos por US$ 227.529144, los que no necesariamente llegaron a las forestales de mayor tamaño. Añaden que es difícil contar con porcentajes de adjudicación por tipo de empresa, pues se necesitaría un estudio profundo. No obstante, la presidenta Michelle Bachelet en el mensaje presidencial de mayo de este año, señaló que entre 1998 y 2014, el 49% de los montos bonificados se asignaron a pequeñas empresas.
Por su parte, el presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), Fernando Raga, advierte que se está mezclando la colusión con la prórroga al DL 701, lo que atribuye a “una estrategia política”. “Las grandes empresas hacen uso casi nulo -bajo el 5%- de esa bonificación, entonces no les va a afectar en lo absoluto. Las pequeñas forestales son las que hoy están usándola y ellas son las que se verán perjudicadas”, asevera.
Rechazo al DL 701
Antes que explotara el cartel del papel, el gobierno ingresó el 20 de mayo una propuesta para prorrogar los subsidios al sector forestal por tres años, la que está en trámite en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.
Si ya en esos meses encontró oposición en ciertos sectores, poco a poco comienzan a surgir más voces en contra, sobre todo, ahora que salió a la luz que el Proyecto de Ley de Presupuesto 2016 contiene una glosa de $ 326.976 millones para continuar con la política de bonificaciones a las forestales.
El diputado (DC) Pablo Lorenzini, adelantó que hoy se conforma la Comisión Mixta de Presupuesto, donde parlamentarios DC, PS y de la IC, propondrán revisar los fondos que contempla el Proyecto de Ley de Presupuesto, como una manera de presionar al Ejecutivo para realizar cambios al DL 701. Evalúan desde pedir su eliminación, hasta limitar el acceso a las empresas coludidas.
El Senador Juan Antonio Coloma (UDI) recuerda que el año pasado la glosa para este fin fue rechazada. “Ya no estoy en esa comisión (de Hacienda), pero voy a pedir que se rechace también, me parece inaceptable que esté en una glosa si la prórroga está en discusión”. Valora el DL 701, porque “ha sido un instrumento de fomento muy exitoso para Chile. No hay ninguna otra iniciativa que haya tenido una tasa de retorno tan importante. El país pasó de ser muy pobre en materia forestal a un exportador relevante. Soy Senador de la Región del Maule y me consta que el decreto marcó un antes y un después y que produjo un desarrollo que de cualquier otro modo habría sido imposible”.
Respecto de los aportes que habrían recibido las grandes forestales dice que “al final lo que importa es cuánta riqueza se creó, cuántos empleos, cómo creció, cómo cambió la estructura, es cosa de darse una vuelta por allá. Es probable que ese porcentaje haya que irlo reduciendo, pero no generemos aquí una alteración de todo”.
Por otra parte, el Senador Alfonso de Urresti (PS), integra una coalición de parlamentarios que rechaza la prórroga y propone una nueva legislación forestal.
“Un nuevo modelo en que se entienda la producción forestal de medianos y pequeños productores y que no existan grandes extensiones de monocultivo, lo que afecta la disponibilidad de agua y tenencia de tierras. No puede ser que una plantación extensiva de Eucaliptus y Pino haya secado las napas subterráneas y hoy genere escasez de agua”. Añade que el actual modelo es insostenible para las comunidades y para el medio ambiente.
LA EVOLUCIÓN DEL DL N° 701
El DL N° 701 se creó en 1974 para crear una masa forestal que abasteciera de materia prima a la industria, explica Luis Duchens, Jefe Nacional de Plantaciones Forestales de Conaf. En 1998, la Ley N° 19.561 modificó aspectos del decreto, entregando bonificaciones para forestación y recuperación de suelos degradados.
El 3 de enero de 2011 se aprobó la Ley 20.488 que lo prorrogó por dos años -hasta 2013- y sumó como beneficiarios a pequeños y medianos propietarios forestales.
El 20 de mayo de 2015 ingresó al Congreso una nueva prórroga que entraría en vigencia el 1 de enero de 2016 hasta el 31 de diciembre de 2018. Duchens explica que ésta responde a la necesidad de dar continuidad a los incentivos mientras se formula una nueva Ley de Fomento Forestal, que tendrá mayor énfasis en los objetivos sociales y ambientales y que no considerará a los grandes propietarios. “No van a tener beneficios en ningún porcentaje, se orientará a los pequeños y medianos”, puntualiza.

Fuente: Diario Financiero