domingo, 24 de abril de 2016

Alemania: Fuertes protestas contra Obama y el peligroso acuerdo comercial Europa-EE.UU.

La cumbre Merkel - Obama en Hannover
 
El convenio crea la zona de libre comercio más grande del mundo abarcando a 800 millones de personas. Pero la gente sostiene que afectara el medio ambiente y perjudicará a los consumidores. La mayor de las ocho protestas convocadas, que contó con el respaldo de partidos políticos, sindicatos, grupos ecologistas y organizaciones humanitarias, congregó a unas 95 mil personas, según los organizadores, aunque la Policía rebajó la cifra a 25 mil.
Los manifestantes, recorrieron las calles de la ciudad encabezados por 35 tractores y acompañados por un gran caballo de madera con el cartel: "TTIP: ¿un troyano?" y advirtieron que el proyecto de Asociación Transatlántica para el Comercio y las Inversiones (Ttip, por sus siglas en ingles) entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE) debilitará los derechos laborales y limitará la soberanía de los estados implicados.
Obama llega para inaugurar la feria industrial de Hannover, que tiene este año a Estados Unidos como país invitado, y para reunirse con Merkel.  Se espera que ambos den un nuevo impulso al TTIP, tratado.  La canciller defendió en estas horas el acuerdo como una situación "win-win", todos ganan. "No retrocederemos en nuestros estándares, sino que garantizaremos lo que existe hoy en Europa en materia de medio ambiente y derechos del consumidor", dijo en su videomensaje de los sábados.
Sobre la supuesta falta de transparencia en las negociaciones, Merkel sostuvo que se hizo "todo para mejorarla", aunque apuntó que no todo puede ser accesible para todos durante una negociación porque eso daría "ventajas" a la otra parte.
También Obama defendió el TTIP: "Es una de las mejores formas de estimular el crecimento y crear empleo", dijo en una entrevista publicada el sábado por el diario alemán Bild.  La próxima ronda de negociaciones sobre el acuerdo tendrá lugar la semana entrante en Nueva York. Los responsables a ambos lados del Atlántico esperan concluirlas antes de finalizar el gobierno de Obama, pero el tiempo hasta las elecciones de Estados Unidos en noviembre se agota.
Horas antes de la protesta en Hannover, la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmstrem, se mostró sorprendida por el rechazo que el acuerdo genera en diversos colectivos alemanes.  "No me resulta fácil entender el miedo en Alemania", dijo la política sueca a la agencia dpa.

Pero la jefa del partido opositor Los Verdes, Simone Peter, pidió una urgente renegociación del convenio. "Percibo que el rechazo de la sociedad civil está creciendo, no sólo en Europa, sino también en Estados Unidos", señaló. El ex ministro de Medio Ambiente Jürgen Trittin apuntó: "Aquí están manifestándose ciudadanos concientes: no estamos contra un acuerdo justo entre Europa y Estados Unidos", sino en contra de dar derechos especiales a las corporaciones.  
Fuente: Agencias. Foto: EFE