sábado, 23 de abril de 2016

Existe un país en el mundo que tiene un Ministerio de la Felicidad

Bután es el único país en el mundo cuya religión oficial es el budismo tántrico. Por lo tanto, el objetivo principal del gobierno es buscar que cada uno de sus ciudadanos sean felices. Esto está consagrado en el artículo 9 de la Constitución.

Por eso durante los censos de la población a cada persona se le hace la siguiente pregunta: «¿Estás feliz?». Durante el último censo de 2015 el 35% de la población respondió «muy feliz», el 47,9% dijo «feliz» y solo el 8,8% aseguró que «no son muy felices».
En Bután no existe la noción del producto interno bruto ya que fue sustituida por un indicador más adecuado: la felicidad nacional bruta. Es decir, la felicidad es el punto fundamental de la política nacional, para ello incluso fue establecido el Ministerio de la Felicidad.
Es un país realmente asombroso sin hambruna y delicuencia, donde la gente vive en alegría y no conoce guerras ni pobreza. Sus habitantes son personas abiertas, hospitalarias y protegen su única y original cultura de la influencia del mundo exterior.
Está prohibido matar y cazar a los animales, por lo tanto la mayoría de ellos son vegetarianos. Tampoco se permite importar abonos químicos, y todo lo que crece en estas tierras es ecológico.
Otra peculiaridad de este país es que en Bután no se talan los bosques, al contrario, se siembran más árboles. Es un país de pureza e iluminación. Hasta la fecha ha sido poco estudiado, y sus enormes territorios en el sur y parte central no están invadidos por personas sino que funcionan como reservas de flora y fauna increíbles.
El reino de Bután es completamente autosuficiente y se provee a sí mismo con alimentos y vestimenta.
¿Otros ejemplos?
La presidenta del Consejo de la Federación de Rusia también propone crear un Ministerio de la Felicidad. 
"Los Emiratos Árabes han establecido el Ministerio de la Felicidad, uno de los pocos países que lo tiene. Creo que también sería muy útil en Rusia"... "El objetivo final es lograr que todo el mundo sea feliz, construir escuelas felices y proporcionar servicios que hagan feliz a la población. 
El ministerio es una especie de organismo global que estudia todas y cada una de las decisiones desde la perspectiva de su potencial para hacer feliz a la gente", ha añadido. 
Asimismo, Matviyenko ha destacado el papel del Ministerio del Futuro saudita, encargado de desarrollar estrategias para cuando las reservas de petróleo de la nación se agoten. 
"Creo que también sería interesante para nosotros crear un Ministerio del Futuro", ha declarado. RT