martes, 19 de abril de 2016

Ecuador y Uruguay azotados por la naturaleza


La Tierra está molesta y así lo hizo saber este último fin de semana con los sucesivos acontecimientos que dejaron cientos de víctimas fatales, escombros y desaparecidos.

por Yazmin Cardoso

Primero fueron los dos terremotos de Japón, de 6,2 y 7,3 en la escala de Richter, con al menos 41 muertos. Luego las intensas lluvias y el desborde del Río Mapocho que dejó inundado a Santiago de Chile. Le siguen la erupción del volcán Colima en México (bajo control) y el tornado y las inundaciones en Uruguay.
 
La mayor tragedia de los últimos 67 años en Ecuador

 
Sin embargo, uno de los más terribles fue el terremoto de Ecuador, que golpeó con su 7,8 de magnitud una de las zonas más pobres de América el sábado pasado.
Es la mayor tragedia de los últimos 67 años, según lo dijo el presidente de dicho país, Rafael Correa. El epicentro se situó al noroeste de Ecuador, en la provincia costera de Esmeraldas que es fronteriza con el sur de Colombia. Específicamente en el océano Pacífico, a unos 20 kilómetros de profundidad.
Ya se han sentido más de 200 réplicas y algunas con intensidad de hasta 6,1 grados. Dentro de los lugares más afectados se encuentran Manta, Portoviejo y Pedernales. Localidades de donde provienen las víctimas reportadas.
El movimiento telúrico que también se hizo sentir en la capital Quito y en los países vecinos de Perú y Colombia, dejó 350 personas fallecidas y más de 2.600 heridos, según los reportes hasta el momento.
El estado de excepción se mantiene y seis provincias se encuentran en estado de emergencia. Las cifras de víctimas podrían aumentar al paso de las horas, ya que, aún hay personas atrapadas bajo los escombros.
La ayuda internacional se ha hecho sentir y los equipos para remover los escombres siguen trabajando arduamente en una zona que literalmente quedó con sus construcciones en el suelo. Para eso se han desplegado más de 10.000 soldados y más de 4.000 policías para labores de rescate y seguridad.
Si bien, las pérdidas materiales son incalculables y no se cuenta con el funcionamiento de servicios básicos, el presidente Correa hizo un balance y recordó a las víctimas, dejando claro que la prioridad es salvar las vidas y buscar a los atrapados entre los escombros.
Situación en Uruguay

 En primera instancia se habló de turbonada, pero lo cierto es que se trató de un tornado. En Uruguay es usual que ocurran tormentas eléctricas, pero resulta extraño que se provoque este evento extremo.
El tornado tuvo lugar en la ciudad de Dolores, correspondiente al departamento de Soriano que posee unos 21.000 habitantes. De acuerdo al reporte oficial, ya hay ocho personas fallecidas y 2.057 personas desplazadas de sus hogares a causa de las constantes lluvias que inundaron zonas del litoral oeste del país.
Por el momento las lluvias continúan y todo el país se encuentra bajo alerta naranja. El presidente uruguayo, Tabaré Vásquez, afirmó que entre todos vamos a construir Dolores y que los requerimientos en la zona se concentran en materiales para la reconstrucción de las viviendas.

Fuente: veoverde.com