sábado, 30 de abril de 2016

Chile: Avanza proyecto hidroeléctrico que Bachelet prometió no autorizar en el río Achibueno

A pesar que el tema Achibueno es uno de los más emblemáticos en Linares y en la Región del Maule, el tribunal rechazó por  unanimidad la reclamación interpuesta por la Corporación Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA) en contra del director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y su resolución.

El Ciudadano

Por una unanimidad de sus ministros el Tribunal Ambiental de Santiago rechazó la reclamación interpuesta por la Corporación Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA)  en contra de la resolución que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) declaró inadmisible la solicitud de invalidar las decisiones tomadas por el Comité de Ministros que modificaron condiciones y dejaron a firme (sin cambios) la RCA(Resolución de Calificación Ambiental), favorable del “Proyecto Hidroeléctrico Achibueno”.   
  
Centinela S.A por sobre la ciudadanía
Más del 80% de la población de Linares rechaza la intervención del cajón del río Achibueno, el mismo que el año pasado fue declarado por Michelle Bachelet como un “Santuario de la Naturaleza”. A pesar de aquello, la empresa Centinela S.A, que se encuentra detrás de la construcción de dos centrales de generación hidroeléctrica en la zona, consiguió, gracias a la decisión del Tribunal, un nuevo avance en materia de concretar la millonaria inversión.
El proyecto de hidroeléctrica Centinela S.A, que bordea una inversión de 385 millones de dólares, está ubicado en la precordillera de Linares y consiste en la construcción y operación de dos centrales hidroeléctricas de pasada en serie, El Castillo y Centinela, instalando una potencia de 135 MW, las que estarán unidas por un sistema de interconexión eléctrica, una línea eléctrica de 66 kV y además dos subestaciones eléctricas (una por cada central). Hasta el momento, la compañía ha ganado todas las acciones judiciales y ambientales.
Fueron los ministros Rafael Asenjo (presidente), Sebastián Valdés y Ximena Insunza quienes rechazaron la reclamación que interpuso la Corporación Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA) en contra de la resolución que el director ejecutivo del SEA, dictó en determinado momento.
Aquella solicitud de invalidación de las decisiones del Comité de Ministros fue interpuesta ante el SEA a menos de dos semanas de la caducación del plazo para realizarla y frente a eso, se declara en el fallo “que, por tanto, si bien conforme con el principio de celeridad (…) y con el principio de economía procedimental (…) la autoridad administrativa debía resolver el procedimiento de invalidación con rapidez, es claro que los doce días hábiles que restaban para que transcurriera el plazo de caducidad de dos años, no eran suficientes para poder llevar adelante el procedimiento en forma legal en este caso. Por tanto, a juicio del tribunal era improcedente que la administración declarara admisible la solicitud de invalidación presentada por FIMA. Sin embargo, cabe advertir que la administración debe declarar la inadmisibilidad en un caso como este con la mayor celeridad posible”.
Michelle Bachelet y su compromiso frente al proyecto
En un encuentro hace dos años con los dirigentes del movimiento “Salvemos el Río Achibueno”, la Mandataria escuchó las acusaciones que hizo la agrupación en relación a que el proyecto hidroeléctrico que se busca emplazar en la zona secaría el cauce del río y amenazaría el turismo y la preservación del lugar, ubicado en las cercanías de Linares.
Frente a esa problemática, Bachelet dijo que llegaba a comprometerse con la gente, en esa oportunidad -en el año 2013- aseguró que si era electa, no se iba a apoyar el proyecto en su gobierno: “Porque no cumple ni con los estándares técnicos, ni procedimentales y mucho menos con los estándares técnicos, ni procedimentales y mucho menos con los estándares de participación ciudadana”.
Además, en aquél tiempo frente a los reparos que hicieron los manifestantes a la construcción de las dos centrales, Bachelet aseguró que “hacer oídos sordos ante todas las voces de alertas  que están tan bien fundamentadas y organizadas sería un tremendo error para nuestro desarrollo”.
La que en ese entonces era candidata, anunció que harían todas las gestiones para que el Cajón de Achibueno sea un “Santuario de la Naturaleza”, si bien eso se cumplió, ahora falta esperar que el resto de las promesas se consoliden y logren finalmente doblar la mano en favor de los verdaderos afectados con las decisiones de grandes empresas: Los ciudadanos.
Marisol Acuña, vocera del Movimiento “Salvemos el Achibueno”, manifestó que no todo se encuentra perdido, que incluso hay distintos temas que todavía están pendientes y debido a eso, aún confían en el compromiso de Michelle Bachelet, que aseguró que en su Gobierno no apoyaría la intervención del Achibueno.
Quien también se refirió hace un tiempo a las declaraciones de la Presidenta,  fue el diputado Jorge Tarud. El ex embajador de Chile ante Arabia Saudita, Australia y la República Popular China, dijo en el 2015, que a su parecer la visita que realizó el ministro del medio ambiente (Pablo Badenier) a la zona, fue para “dorarle la píldora” a la ciudadanía.habilita JavaScript en caso de que no lo tengas habilitado tu navegador.
En la oportunidad, expresó creer que para el proyecto Achibueno tenían dos adversarios, “uno es el ministro del Medio Ambiente, el señor Badenier y el otro es el ministro de energía, el señor Pachecho. Ellos quieren que a toda costa se haga este proyecto y por lo tanto, yo tengo radicada toda mi confianza y mi esperanza en la presidenta Bachelet, porque ella tomó un compromiso con nosotros y por lo tanto yo sé que lo va a cumplir”. Aseguró el político, quien también llamó a los habitantes de la zona a estar alertas y dispuestos a movilizarse en pro al rechazo del polémico proyecto hidroeléctrico.