miércoles, 20 de abril de 2016

España: Soria ha sido el peor ministro de Industria de la democracia

“El ministro Soria deja un legado envenenado a la persona que le suceda y solamente en el campo de la energía, su gestión ha sido contraria a los intereses generales y favorecedora de intereses empresariales”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España.

Tras conocerse la renuncia de José Manuel Soria como ministro de Industria, precipitada por los papeles de Panamá, Greenpeace espera que la persona que le sustituya trate, en la medida de lo posible, de reconducir el camino seguido por el renunciado Soria, que deja tras de sí una herencia muy negativa tanto para el medio ambiente y como para las personas. “El ministro Soria deja un legado envenenado a la persona que le suceda y solamente en el campo de la energía, su gestión ha sido contraria a los intereses generales y favorecedora de intereses empresariales”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España. "Ayer mismo. Conocíamos cómo su Ministerio (en funciones) ha autorizado en Cantabria ampliar el plazo a dos proyectos de fracking en los que participan Gas Natural y Repsol a pesar de contar con la oposición mayoritaria y manifiesta del Parlamento“, ha añadido Rodríguez, que ha descrito a Soria como ”el peor ministro de Industria de la democracia".
La persona que le sustituya (en funciones o en el pŕoximo Gobierno) se encontrará los siguientes retos:
Establecer objetivos claros para alcanzar un sistema 100% renovable, eficiente e inteligente para 2050, alineado con los compromisos asumidos en el Acuerdo de París Ejecutar la orden ministerial de cierre definitivo de la central nuclear de Garoña.
No dar más licencias a las centrales nucleares, para que no sobrepasen los 40 años.
Restablecer la seguridad jurídica para las energías renovables en España Prohibir las prospecciones y explotación de hidrocarburos en todo el territorio
Prohibir la técnica de fracturación hidráulica, conocida como fracking
Rehacer la normativa más restrictiva del mundo en materia de autoconsumo, para que sea realmente favorable al autoconsumo eliminando el impuesto al sol así como la imposibilidad de crear instalaciones compartidas.
Cancelar el proyecto de cementerio nuclear en Villar de Cañas (Cuenca) Actualizar el Plan General de Residuos Radiactivos, que está caducado desde 2010.
Concretar un plan con fecha de cierre para el año 2025 de las térmicas de carbón en España que incluya un plan de cierre justo para la minería de carbón garantizando empleos sostenibles.
Transponer urgentemente la Directiva Europea de Eficiencia Energética Atajar los crecientes niveles de pobreza energética.
Todo ello es imprescindible para corregir los errores a los que nos ha llevado su política energética, que junto con su secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, han apostado firmemente por los combustibles fósiles y la nuclear y han llevado a cabo un boicot sin precedentes tanto en las energías renovables como en la eficiencia energética. Su gestión ha estado condicionada por los intereses de las grandes energéticas como Repsol, Iberdrola, Endesa o Gas Natural, y el resultado no es otro que: 
Cero nuevas renovables instaladas en los últimos dos años, sacando a España del TOP10 de los mejores países para invertir en renovables
Las emisiones de CO2 en España han vuelto a subir, debido a que en 2015 el uso de carbón aumentó en un 23%
Una subida de la tarifa eléctrica del 25% durante la legislatura
Miles de pequeños inversores en renovables al borde de la ruina
Los fabricantes de automóviles tienen permiso para fabricar coches aún más contaminantes, como “premio” tras el escándalo Volkswagen.

Fuente: http://www.ecoticias.com - Fuente original: http://www.greenpeace.org/