sábado, 9 de abril de 2016

Chile: Fundaciones de Tompkins esperan firmar en mayo protocolo para donar 410 mil ha


El Gobierno, sin embargo, aún no ha fijado un plazo. Mientras, Conaf evalúa el aporte de los predios a la biodiversidad y Bienes Nacionales verifica el estado y límites de casi un millón de ha fiscales que se pide sumar a la conservación.
 
Con extensos recorridos en terreno y sobrevuelos se comienza a dimensionar el enorme proyecto de la “ruta de los parques” entre Puerto Montt y Magallanes, con que soñaba el conservacionista Douglas Tompkins, y que él mismo alcanzó a plantear en julio pasado al ministro del Interior, Jorge Burgos.
Tras la muerte del ecologista el 8 de diciembre pasado, en un accidente en kayak, su mujer Kris Tompkins se reunió en enero de este año en La Moneda con la Presidenta Michelle Bachelet. Allí le reiteró a la Mandataria la voluntad de las fundaciones de donar al Estado 409.785 hectáreas para aumentar y crear nuevos parques nacionales, en el marco de una propuesta de conservación en Chile en la que plantean que el fisco incorpore a protección casi un millón de hectáreas.
En evaluación
El Gobierno priorizó la idea y creó una mesa técnica que encabeza el Ministerio de Medio Ambiente e integran Conaf, Bienes Nacionales y la Subsecretaría de Turismo, entre otras instituciones. El equipo ha estado trabajando más intensamente entre diciembre y marzo, con visitas a los parques y a las áreas susceptibles de sumarse.
En esta labor de análisis se reúne, además, con representantes de las fundaciones de Tompkins (Pumalín y Patagonia).
Hernán Mladinic, director ejecutivo de Fundación Pumalín, quien ha participado en la mesa, califica lo realizado como “muy positivo” y cree que existe una buena disposición de las autoridades para acoger la propuesta, o al menos, la mayor parte de esta. De hecho, espera que a fines de abril, o más seguro en mayo, se pueda “establecer y firmar un protocolo de acuerdo con el Gobierno” y sobre esa base iniciar las conversaciones para fijar un “modelo de transición”, con un cronograma del proceso de traspaso de los actuales parques creados por Tompkins, entre los que figuran Pumalín (Región de Los Lagos), de 296 mil hectáreas, y Patagonia (Región de Aysén), de 80 mil hectáreas, los más grandes de las fundaciones.
Según explica, el proceso demora porque primero el Estado debe crear los nuevos parques en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas (SNASPE) para que se puedan materializar las donaciones a estos.
Primer informe
La Corporación Nacional Forestal (Conaf), en tanto, ha desplegado su trabajo con el fin de elaborar una cartografía detallada que dé cuenta del valor de las zonas que contiene la propuesta. El director del organismo, Aarón Cavieres, precisa que ya se han visitado todas las áreas, con sobrevuelo y en terreno, tras lo cual los antecedentes técnicos han sido incorporados en expedientes por separado para cada proyecto. En los próximos días, adelanta, Conaf entregará al ministro de Agricultura, Carlos Furche, el primer informe técnico con el estado de las áreas, tanto las fiscales como las donadas, con su valor en biodiversidad y su eventual aporte a la conservación.
En forma conjunta, expertos de Bienes Nacionales han estado revisando la situación de la superficie de casi un millón de hectáreas fiscales, con sus límites, y evaluando si hay habitantes o colonos en estas áreas.
Al respecto, el titular de la cartera, Víctor Osorio, destaca que se definen “criterios para la revisión de la propiedad en base a lógicas de ordenamiento territorial, lo que implica ver la disponibilidad efectiva de bienes fiscales, eventual existencia de ocupantes y centros poblados”.
Todos los antecedentes técnicos, incluyendo cartografía detallada, serán sometidos a una evaluación del Consejo de Ministros que deberá adoptar la decisión política respecto de la donación y la suma de nuevas áreas de conservación al SNASPE.
Mladinic dice que las fundaciones esperan cerrar el acuerdo en el gobierno de Bachelet, que ha dado prioridad al tema. La idea, afirma, es realizar una sola carta de donación que desglose los ocho proyectos con sus diferentes plazos. De este modo, añade, futuros gobiernos solo verían aspectos administrativos.
EXPERIENCIA
Los creación de los parques nacionales Corcovado, en el gobierno de Ricardo Lagos, y Yendegaia, en el de Sebastián Piñera, constituyen el modelo a seguir. El más grande sería el Parque Nacional Alacalufes.
Una de las áreas de conservación más grandes del mundo es la que se propone crear en la Región de Magallanes. Se trata del Parque Nacional Alacalufes, de 2 millones 870 mil hectáreas, que surgiría a partir de la actual reserva forestal Alacalufes, situada frente a Puerto Natales, con acceso navegable.
Bajo administración de la Conaf, hoy la reserva cuenta con 2 millones 313 mil hectáreas. A diferencia de las reservas nacionales, su clasificación de reserva forestal permite algún nivel de intervención.
La propuesta de las fundaciones de Tompkins es que esa zona sea elevada a la categoría de Parque Nacional, al que además se le incorporen otras áreas.
El proyecto fue presentado por la Fundación Pumalín al Consejo Regional de Magallanes como un parque que sería una alternativa a Torres del Paine, que hoy está colapsado en verano, lo que incluso está causando restricciones al acceso a los senderos para evitar su deterioro. También, dice Hernán Mladinic, de Pumalín, en la región tienen claro que se está deteriorando la experiencia del visitante en Torres del Paine, justamente por la masividad, lo que obliga a pensar en ampliar la oferta para el desarrollo de este tipo de turismo que deja divisas en la zona.
La Conaf se encuentra desarrollando una cartografía en detalle de la reserva y de las áreas de eventual anexión, para evaluar su valor y su aporte a la biodiversidad. La zona fue visitada en enero, a través de sobrevuelos, y en febrero, con trabajo en terreno, para elaborar el dossier técnico.

Fuente: El Mercurio