sábado, 9 de abril de 2016

Chile: “Puelo sin Torres” recibe apoyo de diputados y la campaña continúa creciendo


Esperan crear una comisión investigadora para Endesa y Mediterráneo


El Río Puelo está ubicado en la Comuna de Cochamó, en la Provincia de Llanquihue de la Región de Los Lagos. El valle nace en la cordillera que compartimos con Argentina y desemboca en el Estuario de Relocanví

Catalina Hernández

“Queremos agradecer el apoyo de los Diputados presentes en la Comisión de hoy, ahora esperamos que se inicie el proceso para formar una comisión investigadora que fiscalice las irregularidades en la evaluación del proyecto”, escribieron hoy en las redes sociales la organización Puelo sin Torres, con respecto al apoyo de los diputados que hoy evidenciaron algunas ilegalidades del proyecto de las empresas Endesa y Mediterráneo.
Los voceros manifestaron que los diputados son quienes tienen e poder de fiscalizar y controlar a las autoridades públicas, por esa razón si logran que se fije una comisión investigadora se buscarán las razones que motivaron la aprobación de una mega central que tiene gran impacto social y medioambiental. De esto se puede determinar si fue por tráfico de influencias, corrupción y otros métodos que deberán esclarecerse frente a la justicia.
El valle del Puelo fue declarado reserva de la Biósfera para la humanidad por UNESCO y Zona de Interés Turístico Nacional por el Estado de Chile. En él habitan 4 mil 300 habitantes que se autosustentan y generan su propia energía, alimentos y construcciones. Es una realidad soñada para quienes aprecian y entienden lo que significa ser amigables con el medio ambiente.
Quienes viven en la zona también entienden que su economía debe funcionar a una escala local, en donde se trabaja con agricultura orgánica, recolección de frutos de gran calidad, producción de miel, ganadería orgánica y turismo sustentable. Esto transforma el ambiente en un espacio armónico y en constante movimiento.
Esas mismas características fueron las que lamentablemente atrajeron a ENDESA y MEDITERRÁNEO, quienes como grandes empresas que son, han comprado los derechos de agua, los terrenos e incluso han construido un camino ilegal, “silenciosa, pero agresivamente”, comentan los ciudadanos.
El movimiento que une a quienes apoyan el rechazo a estas iniciativas de las grandes empresas llama a:  No invasión, no a la destrucción y no a la falta de respeto.
Puelo Sin Torres es un movimiento ciudadano que integra todas las personas que creen en un desarrollo de las comunidades en armonía con su entorno. Ellos protegen Puelo porque es un territorio único en biodiversidad e identidad local. “No queremos proyectos que no respeten el entorno y a su gente, por eso nos oponemos a Mediterráneo y Endesa (propietarios de los derechos de agua en Puelo y Chile)”.
¿Por qué esta organización llama a que todos digan que no?
Porque la línea base del estudio de impacto ambiental es precaria.
Porque la instalación de las torres destruye el paisaje y con eso uno de los mayores ingresos que es el turismo.
Porque la empresa fraccionó el proyecto para BURLAR la ley.
Porque no se hizo consulta indígena.
Porque no se consideran las especies en categoría de conservación.
Porque el futuro energético no son los megaproyectos.
Porque llegarían 5.000 trabajadores a una comuna donde solo viven 4.300 personas.
Porque secarían el 92% del río durante 6 km.
Porque no se ha respetado el tratado Binacional de cuencas compartidas con Argentina.
Por esto y mucho más.
Como Endesa es propietaria de la mayoría de los derechos de agua de la cuenca del Puelo y piensa utilizarlos para generar electricidad y Mediterráneo dueña de los derechos de agua del Río Manso, ambas avanzando agresivamente para construir la primera megacentral en cuenca del Puelo, los habitantes de Cochamó se ven enfrentados a elegir sobre querer un desarrollo basado en un turismo sustentable  y otras actividades compatibles o querer acoger en la comuna a cualquier empresa que quiera establecerse y en particular a las hidroeléctricas.
Frente a tal situación, la organización describe que si llegasen a permitir que Mediterráneo S.A siga adelante, estarán dando una mala señal “que cambiará el futuro de la comuna que hoy se ve próspero”. De hecho, instalada la primera megacentral, no tendrán argumentos ni fuerzas para oponerse a las siguientes. “Si no detenemos ahora a Mediterráneo S.A. en los próximos años existirán muchas centrales en construcción y varios tendidos de alta tensión recorriendo el río Puelo y el estuario de Reloncaví”.
¿Por qué el proyecto Mediterráneo afecta a los ciudadanos?
Partiendo por que las centrales no generan puestos de trabajo permanente, debido a que es una actividad temporal que solo dura unos años, una vez construida no ofrece fuentes de trabajo permanente, Puelo sin Torres explica que la central Mediterráneo solo contempla seis puestos de trabajo permanentes después de finalizada la construcción, que es cuando Cochamó habrá perdido el valor que hoy tiene para el turista, “nuestra bella comuna se habrá transformado en una tierra despoblada, un mega sistema de centrales fragmentada por muchas líneas de alta tensión. Una gran guitarra eléctrica”, describen.
Las empresas hidroeléctricas han creado una falsa sensación de que el país se encontraría al borde del abismo del desabastecimiento eléctrico y que la única solución es sacrificar la patagonia. Esto es solo una campaña de desinformación para conseguir sus objetivos de negocio.
Como conclusión, es posible entender que las empresas hidroeléctricas han creado una sensación irreal de que el país  se encontraría al borde del abismo o del desabastecimiento eléctrico y que la única solución es sacrificar la patagonia, esta campaña, dicen los integrantes de Puelo sin Torres, sólo desinforma para conseguir objetivos de negocio. Chile, por el contrario a lo que se cree, tiene asegurado el suministro eléctrico por varios  años, además de poseer un gigantesco potencial de ERNC (Energías renovables no convencionales) que están bajando rápidamente de precio y que hacen innecesaria la  construcción de mega centrales en la Patagonia.
Ahora en Puelo esperan que este impulso se refleje en 48 diputados que firmen y pidan una comisión investigadora para que se haga justicia.

Fuente: elciudadano.cl