miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cementerio Nuclear en España: Ecologistas denuncian el “enorme riesgo” que el transporte de residuos tendría para 35.000 personas


A pesar de que los informes técnicos calificaban el emplazamiento del almacén temporal centralizado (ATC) en Villar de Cañas como inadecuado, algunos de estos informes se ocultaron. Algunos de estos exámenes que confirmaban la peligrosidad del ATC, fueron realizados por el CSN, en concreto uno sobre el Área de Ciencias de la Tierra. Los cinco consejeros que votaron a favor, 4-1, de la medida no pudieron ver dicho informe.
  • Los residuos nucleares pasarían por 27 localidades de la provincia de Cuenca, en algunas de ellas a menos de 500 metros de las viviendas
  • Ecologistas en Acción exige planes de emergencia en caso de accidente, riesgo que se multiplica debido al elevado número de viajes
Ecologistas en Acción está elaborando un informe, a partir de datos de Enresa, de la Comisión Interministerial para el emplazamiento del Almacén Temporal de Residuos (ATC) y de la contabilidad del 6º Plan General de Residuos Radiactivos que pone de manifiesto "el enorme riesgo" al que se someterían a más de 35.000 personas de 27 localidades de la provincia de Cuenca, por la que pasarían los residuos nucleares, tal y como informó Europa Press.

En un comunicado, la organización señaló que doce de estas localidades, con una población de casi 8.000 habitantes, serían las "más afectadas", pues los convoyes pasarían a menos de 500 metros de las viviendas más cercanas a las vías de comunicación.
Según Ecologistas en Acción, en condiciones normales, las dosis recibidas por la población serían muy bajas, puesto que el convoy circularía a 40 kilómetros por hora, pero destaca que "no son despreciables las dosis en los puntos de descanso o en paradas programadas o no". Además, el "elevado" número de viajes –hasta 1.254 desde todas las centrales nucleares–, "multiplica el riesgo de accidentes".
Ecologistas indicó asimismo que, a día de hoy, tampoco se conocen los puntos de descanso necesarios para que los convoyes pasen la noche.
La organización también destacó que, en el estudio de impacto ambiental encargado por Enresa a la consultora INYPSA, "apenas se aporta información sobre los posibles riesgos y los planes de emergencia en caso de accidente" ni se mencionan "los protocolos de actuación en caso de avería, operaciones de mantenimiento de los vehículos y su carga, indisposición del conductor o cómo llevar a cabo lo relevos con el segundo conductor en caso de que el primero se encuentre indispuesto, tenga que comer, ir al baño o cualquier otra contingencia que precise que el convoy se detenga".

FUENTE: http://www.infolibre.es