miércoles, 30 de septiembre de 2015

Cianuro: concentración, toxicidad, valores permitidos


A propósito del derrame de solución cianurada en la mina de oro de Veladero (San Juan) que tuvo lugar a mediados del presente mes de septiembre y saliendo al paso de las declaraciones de empleados de Barrick Gold y políticos promineros acerca de la inocuidad del cianuro derramado, queremos hacer algunas aclaraciones.
El término cianuro (CN-) designa a un compuesto químico que puede formar parte de muchas sustancias. Algunas son sólidas (cianuro de sodio: NaCN) y otras son gases (cianuro de hidrógeno: CNH), pero también puede formar parte de un líquido (cianuro de sodio disuelto en agua).
Cuando el cianuro está disuelto en agua puede estar en distintas proporciones, llamadas soluciones, diluidas o concentradas, de acuerdo a la cantidad en que se encuentre.
El cianuro, por ser una sustancia muy activa, aun a bajas concentraciones (proporciones del compuesto en agua) puede ser tóxico.
Para el agua de consumo humano, el límite permitido (por el CAA) es de 0,1 mg/litro (o sea 0,0001 gramos por cada 100 mililitros de agua o, lo que es lo mismo, 0,00001% P/V).
Para extraer los metales en minería se utiliza en una concentración del 0.05% P/V (o sea, 0,05 gramos por cada 100 mililitros de agua o medio gramo por litro) lo que supone una concentración 5.000 veces superior al límite permitido para consumo humano. Esta es la concentración de la solución que se derramó en Veladero.
Límite para el agua de consumo humano:
0,1 mg/litro = 0,0001 g/litro = 0,00001 g cada 100 ml = 0,00001% P/V
Concentración de solución cianurada usada en minería:
500 mg/litro = 0,5 g/litro = 0,05 g cada 100 ml = 0,05% P/V

Es cierto que cuando el cianuro se mezcla con un curso de agua se diluye, pero NO DESAPARECE. Y también es cierto que, de acuerdo a las condiciones (luz, temperatura, presencia de oxígeno, pH, etc.), se TRANSFORMA con el tiempo, pero muchos de esos productos en que se degrada siguen siendo tóxicos y reciben otros nombres: cianatos, tiocianatos, sulfocianatos, etc. (Moran, 1998).
El tema es complejo porque el cianuro afecta a todos los seres vivos en distintas concentraciones y su efecto puede ser tóxico o letal (la muerte). En exposición aguda (en una sola vez) en el ser humano 150 mg (0,15 gramos) pueden provocar la muerte. Los peces son más sensibles aún (en menores concentraciones se mueren) y además existen reportados efectos crónicos (exposiciones que no provocan la muerte o toxicidad evidente, pero que sí producen daños por exposición a dosis pequeñas a largo plazo).
No se puede minimizar la gravedad del derrame ocurrido en la mina Veladero diciendo que el cianuro se “diluye” o “desaparece”, son simplificaciones que intentan desconocer las verdaderas implicancias de este hecho que pasa a engrosar la larga lista de accidentes que han ocurrido asociados a esta actividad en el mundo, actividad que es muy agresiva y dañina para la salud humana y ambiental.

Bibliografía
  1. Korte, F; Spiteller, M. and Coulston, F. 2001. The Cyanide Leaching Gold Recovery Process Is A Nonsustainable Technology with Unacceptable Impacts on Ecosystems and Humans: The Disaster in Rumania. Ecotoxicology & Environmental Safety 49(3):255-261. 
  2. Moran, Robert. 1998. Cyanide uncertainties, observations on the chemistry, Toxicity and Analysis of Cyanide in Mining-related waters. (ver enlaces a los trabajos de Robert Moran al pie de este artículo)
  3. NIOSH: United States National Institute for Occupational Safety and Health. 1976. Criteria Document: Hydrogen Cyanide and Cyanide Salts p.190 .
  4. EPA (U.S. Envinronmental Protection Agency). 1998. Human Health and Environment Damages from Mining and Mineral Processing Wastes. Office of solid waste.
  5. Fuente: noalamina.org