sábado, 26 de septiembre de 2015

En defensa de los animales, un libro de Matthieu Ricard


Por: J. C. Gª Fajardo 
No se tienen dos corazones, uno para los animales y otro para los humanos. Se tiene un corazón o no se tiene. (Lamartine) 
Cada año matamos 60 mil millones de animales terrestres y 1 billón de animales marinos para nuestro consumo. Una masacre sin parangón en la historia de la humanidad que plantea un desafío ético de primera magnitud. 

Este consumo desbocado agrava el problema del hambre en el mundo, provoca desequilibrios ecológicos y es nocivo para nuestra salud.
Además, instrumentalizamos los animales por razones puramente venales (tráfico de fauna salvaje), para la investigación científica o por mera diversión (corridas de toros, circos, zoológicos, etcétera).
Algunas sociedades consideran que los animales sólo están ahí para servir a los humanos, mientras que otras tradiciones consideran que todo ser viviente debe ser respetado.
Nadie duda de que existan tantos sufrimientos entre los seres humanos que podríamos pasarnos la vida tratando de aliviarlos, sin considerar que la explosión demográfica es el arma de destrucción masiva más letal porque, desde 1914 a 2014, la población del planeta pasó de un millón trescientos mil a siete mil trescientos millones. No se atreven a reconocer que hay millones de niños que nunca debieron haber sido engendrados si sus padres recibieran la educación necesaria y los medios para una paterno/maternidad responsables.
Pero vivimos en un mundo interdependiente, donde la suerte de cada ser vivo está ligada a la de los demás. No se trata pues de ocuparnos más de los que de los animales sino de ocuparnos también de los animales.
En la lenta evolución hasta el Homo sapiens, no existe ningún momento “mágico” que nos permita atribuirnos una naturaleza fundamentalmente distinta de las especies de homínidos que nos han precedido.
Este clarificador ensayo pone al alcance de todos los conocimientos actuales sobre los animales y nuestra manera de tratarlos. Una invitación para que cambiemos nuestra mentalidad y nuestros comportamientos y una invitación a expandir la benevolencia al conjunto de los seres vivos. Pues no existe justificación moral alguna al hecho de imponer el sufrimiento y la muerte a nadie.

Matthieu Ricard es filósofo, investigador en biología molecular, ha escrito numerosos libros y es monje budista, traductor e intérprete del Dalai Lama) y lleva a cabo varios proyectos humanitarios.
J. C. Gª Fajardo
Imagen: http://revistafosil.blogspot.com.ar - 
------------
Defaunación marina, extinción masiva de especies oceánicas
Noberto Ovando

El cambio climático y la pesca indiscriminada, son dos de los factores que han afectado enormemente la vida en los océanos

 La extinción masiva de la fauna no es ninguna novedad, hasta la era industrial existieron cinco en los 600 millones de años en que los animales hemos poblado la Tierra. La novedad de la sexta extinción de la historia del planeta, la que vivimos ahora mismo, es que la causa somos los seres humanos. 
El término defaunación quiere enfatizar que el problema no se limita a la extinción de especies enteras, sino que abarca también la desaparición de poblaciones locales y la reducción del número de individuos en cada población. 
Extinción marina
Un estudio elaborado por un grupo de seis científicos afirma que la fauna en los océanos podría estar cerca de sufrir una etapa de extinción masiva de la vida marina. El documento publicado en la revista Science, "Defaunación marina: pérdida animal en los océanos globales", explica que los humanos hemos alterado de forma significativa casi todos los ecosistemas marinos y estamos contribuyendo a la pérdida de fauna oceánica y nos podríamos encontrar en el preludio de una extinción masiva en los océanos, como sucedió con la fauna terrestre desde el comienzo de la era industrial en el siglo XVIII. 
"Tales declives pueden generar olas de cambios ecológicos que viajan tanto hacia arriba como hacia abajo de las redes alimentarias y que pueden alterar el funcionamiento de los ecosistemas oceánicos", aseguran los investigadores. 
Cambio climático y sobrexplotación 
El cambio climático global amenaza con acelerar la pérdida de especies marinas durante el actual y siguiente siglo. 
Los océanos son tan grandes que sus ecosistemas pueden parecer inmunes al cambio, pero no lo son, la situación en los océanos es tan sombría como en tierra. 
Estamos viviendo como si tuviéramos un planeta extra a nuestra disposición. La humanidad sobreexplota la Tierra tanto, consumiendo los recursos naturales por encima de la capacidad del planeta para reconstituirlos como su biocapacidad o capacidad biológica, que es la habilidad de un ecosistema para producir materiales biológicos útiles y para absorber desechos generados por los  humanos. 
“Las granjas de peces, los grandes buques con enormes redes, las prospecciones en el subsuelo marino son solo algunos ejemplos de lo que algunos científicos ya llaman la «revolución industrial marina» causando daños sin precedentes a los océanos y las especies que en ellos habitan”, explica Douglas McCouley, profesor de Ecología y Biología Marina de la Universidad de California. 
Los problemas de sobreexplotación de los bancos pesqueros no son una invención de cuatro conservacionistas trasnochados. El agotamiento de las pesquerías está en incremento en todo el planeta, y esta sobreexplotación pesquera ha sido también una fuerza mayúscula en los cambios evolutivos de los océanos y que ya ha alterado la estructura genética de poblaciones animales marinas. 
Debido a que los efectos de la actividad humana en el mar son menores que en la tierra, y a que muchos ecosistemas marinos siguen siendo más salvajes que los terrestres, los programas para rehabilitar poblaciones oceánicas afectadas están aún a nuestro alcance. 
Conclusión 
En los próximos 150 años podríamos ver la extinción de una gran cantidad de especies; aunque sea sombrío el panorama, todavía hay oportunidad de actuar, afirman los científicos. 
Los océanos del mundo tienen la capacidad para revertir la crisis actual de pérdida de fauna marina y las próximas décadas son determinantes para ello. Sólo tenemos una Tierra. 
“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha” – Víctor Hugo enormemente la vida en los océanos

Prof. Norberto Ovando
Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales - AAPN -
Experto Comisión Mundial de Áreas Protegidas - WCPA - de la IUCN-
Red Latinoamericana de Áreas Protegidas - RELAP –
- See more at: http://www.alainet.org/es/active/80271#sthash.qNRjevlU.dpuf - imagen: Sobre explotación de los recursos pesqueros. Fotos Gonzalo Mucientes