viernes, 9 de septiembre de 2016

Argentina: La megaminería no significa crecimiento económico ni empleo

El debate sobre la explotación minera vuelve a resonar en la provincia. El gobierno intenta conseguir licencia social. Los datos que desmienten un proyecto económico de mayor empleo. En 12 años, los gobiernos kirchneristas impulsaron el extracivismo y dejaron que saqueadores-contaminadores entraran al país a arrasar con todo lo que pudieron. Hoy el gobierno de Cambiemos, que entre sus primeras medidas eliminó las retenciones a la minería, intenta avanzar con planes de minería contaminante, incluso donde leyes provinciales no lo permiten.

Esta semana se cumplieron 5 años desde que el pueblo de Mendoza le dijo NO al Proyecto San Jorge. El proyecto, que actualmente pertenece a capitales rusos, intenta sortear torpemente los obstáculos que le pone la ley 7722, que fue conquistada con la organización y movilización de miles en las calles.
Desde el discurso de quienes hacen lobby minero, la provincia “necesita” desarrollar la minería para aportar al crecimiento económico y, según un trabajo realizado por el Consejo de Empresarios Mendocinos, el Cippec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento) y la Fundación Vida Silvestre, publicado en el suplemento económico del diario Los Andes del último 14 de agosto, la minería generaría 200 mil puestos de empleo a nivel local.
Por su parte, el gobierno de Mendoza actualmente está impulsando un foro junto a empresarios, funcionarios y especialistas en minería, como parte de un plan para avanzar con la extracción metalífera en la provincia. A través de esta mesa de Diálogo Minero, el gobernador Alfredo Cornejo pretende conseguir resultados que lo ayuden a ganar la aprobación de la sociedad respecto al avance de proyectos de este tipo.
Al parecer, el gobernador de Cambia Mendoza tomó nota del mensaje que el presidente Macri le hizo llegar a comienzo de mes, cuando envió al Subsecretario de Desarrollo Minero de Nación, Mario Capello, a transmitir las expectativas del gobierno nacional para que Mendoza desarrolle la minería.
¿Cuánto trabajo y cuánta riqueza trae a los pueblos la minería a gran escala?
En diálogo con el geógrafo y activista socioambiental, Marcelo Giraud, constatamos que: entre empleos directos e indirectos para mineria metalífera a nivel nacional el número no llega a 100.000. La fuente es de un observatorio del mismo Ministerio de Trabajo de la Nacion.
Según la CEPAL, a nivel nacional el empleo directo es de 0,5 por cada millon de dólares de inversión, en la fase de exploración. En promedio, en América Latina se genera, aproximadamente, un empleo directo por cada millón de dólares invertidos para el sector del petróleo y la minería. Estos números hacen referencia a la minería metalífera a gran escala, como sería el caso del proyecto San Jorge.

En relación a las regalías, los cálculos que aporta Marcelo Giraud son los siguientes: si la Minera SAN JORGE estuviera explotando el proyecto, a la cotización actual del cobre, oro, plata y molibdeno, debería pagar al Estado mendocino regalías por 98 millones de pesos al año (promedio durante 16 años de explotación). El Presupuesto del año 2016 de la provincia de Mendoza es de 64.015 millones de pesos, es decir, 653 veces mayor. Las regalías de San Jorge cubrirían apenas el 0,15% del presupuesto estatal mendocino.
En cuanto a la desocupación, el INDEC confirmó esta semana que, luego de 12 años de megaminería, la provincia de San Juan sigue registrando mayor desempleo que Mendoza.
Traemos como ejemplo San Juan, no sólo por ser señalada como una provincia que creció económicamente “gracias a la megaminería”, sino porque allí se produjo uno de los mayores desastres socioambientales que ha ocasionado la minería a gran escala en nuestro continente.
Para seguir con las comparaciones entre Mendoza y otras provincias cordilleranas, en las que se instalaron grandes emprendimientos mineros, vemos que las transferencias automáticas (por coparticipación federal y otras) a las provincias durante los últimos 12 meses –desde agosto 2015 hasta julio 2016- reflejan que Catamarca recibe el triple que Mendoza, mientras que San Juan el doble de transferencias.
Todos estos números dan cuenta de que el discurso prominero de funcionarios públicos, políticos, empresarios, y de algunas ONGs, que dicen proteger el medioambiente, está plagado de mentiras y no son más que “espejitos de colores” con los que se engaña al pueblo trabajador.
En 12 años, los gobiernos kirchneristas impulsaron el extracivismo y dejaron que saqueadores-contaminadores entraran al país a arrasar con todo lo que pudieron. Hoy el gobierno de Cambiemos, que entre sus primeras medidas eliminó las retenciones a la minería, intenta avanzar con planes de minería contaminante, incluso donde leyes como la 7722 no lo permiten. 
Estas políticas ponen en alerta a un gran sector de la sociedad, sobre la necesidad de defender otro modelo económico, que proteja la Tierra y la salud y no vaya en contra de la vida humana.

Fuente: La Izquierda Diario