miércoles, 9 de noviembre de 2016

Chile: Crítico déficit de agua: sequía sube a 72% y zona centro es la más afectada

Un catastro hecho por Conaf indica que el fenómeno afecta a 16 millones de chilenos, lo que se traduce en un 90% del país, y se hace más crítica en las regiones de Coquimbo y Atacama.

La clásica asociación de la zona sur y lluvia está cada vez más cerca de su fin. Esto porque a nivel nacional impera un crítico déficit de agua, lo que se traduce en que 55 millones de hectáreas del país sufre de sequía, afectando al 72% del territorio nacional.
La Región de los Ríos, por ejemplo, caracterizada por su abundancia en precipitaciones también está siendo afectada, aunque a un nivel moderado. Un análisis elaborado por Conaf la sequía afecta a 16 millones de chilenos -90% del país- y se hace más aguda en las regiones de Coquimbo, con 3,9 millones de hectáreas afectadas, y Atacama, con 1,8 millones.
Al respecto, Ángelo Sartori, jefe del departamento de cambio climático y servicios ambientales de Conaf dijo a El Mercurio que el actual escenario “ha generado una importante migración de zonas rurales, de una población que no logra realizar sus actividades silvoagropecuarias. Hay una pérdida importante de la productividad del suelo”.
Sumado a todo lo anterior, el estudio proyecta que la situación irá volviéndose más crítica en el corto plazo, especialmente en la zona con mayor densidad poblacional: el centro, comprendido entre las regiones de Coquimbo y Biobío.
“Ahí, en la zona mediterránea del país, es donde se volverá más evidente el problema, según los patrones de las precipitaciones de los últimos 10 años. El panel de expertos de cambio climático muestra que es la zona de mayor riesgo y es ahí donde hay que concentrar acciones”, advierte Alejandra Figueroa, jefa de la división Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente.
Como una forma de mitigación, Conaf desarrolló un plan nacional para reducir al mínimo los efectos del cambio climático y la pérdida de áreas forestales debido al cambio de frecuencia de precipitaciones. “Buscamos a futuro un cambio de paradigma al revegetar, con formaciones vegetacionales que van más allá de árboles. Pueden ser arbustos o llaretas, en el norte”, dijo Sartori.
Por otro lado, la corporación  presentó una estrategia de 26 propuestas por US$ 433 millones para incrementar las superficies forestadas en el país y de esa forma asegurar el secuestro de carbono. El plan contempla 140 mil hectáreas de forestación con un acento en especies nativas, la restauración de 30 mil hectáreas y 16 mil hectáreas de manejo de bosque para la producción de leña seca.

Fuente: El Dinamo - Imagen: ‪Chile Desarrollo Sustentable‬