viernes, 11 de noviembre de 2016

Masiva muerte de aves en el Mar de Bering podría deberse al calentamiento global

Científicos están preocupados por esta situación ya que consideran que el aumento de temperatura en el mar estaría detrás de este lamentable hecho.

Gran preocupación existe luego de la muerte de un centenar de aves del frailecillo coletudo ocurrido en la zona del Mar de Bering, en la isla Saint Paul, Alaska.
Esta situación mantiene inquietos a los científicos quienes estiman que las muertes podrían estar vinculadas con el aumento de la temperatura en aquella región.
Lo anterior ha provocado un alza en la temperatura del mar, ocasionando un cambio en la densidad de los alimentos. Cabe recordar que el Estrecho de Bering es una de las zonas que mayor cantidad de alimentos marítimos ofrece en Norteamérica.
"El Mar de Bering ha experimentado un alza de temperaturas fuera de los registros. Actualmente estamos en un territorio desconocido, en medio de una época extraordinaria", señaló a National Geographic, Nate Mantua, quien forma parte del Servicio de Pesca Marina del Sureste de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).
Lo preocupante, además de la gran cantidad de aves muertas, es la frecuencia con la que este tipo de sucesos está ocurriendo, lo que haría pesimistas las proyecciones que existen en torno a esta especie.
"En diez años de monitoreo, hemos encontrado sólo seis episodios involucrando a frailecillos...Ahora, hemos visto cerca de 250 ejemplares en sólo 20 días. Y esta isla es un pequeño punto en el medio de un océano enorme. La población completa de estas aves es de seis mil frailecillos, y nuestra proyección es que al menos la mitad de ellos podrían verse afectados", aseguró Julia Parrish, profesora de la Universidad de Washington, en declaraciones que también destaca Emol.
Así, los efectos del calentamiento global continuán sintiéndose y afectando la biodiversidad del planeta, pese a lo que muchos puedan decir sobre este fenómeno.
----------------
Aves marinas se comen el plástico del océano porque huele a comida
 
Un grupo de científicos pudo determinar por qué estas especies confunden los desperdicios plásticos del mar con alimento. Miles de toneladas de desperdicios plásticos contaminan nuestros oceános. Es una situación crítica que atenta contra el medioambiente y genera un grave problema en la biodiversidad del planeta.
Las más afectadas son las especies marinas o distintos animales que se alimentan de lo que puede surgir del mar. Así, un grave problema se produce cuando miles de ejemplares son hallados muertos con restos de plástico en sus estómagos.
Lo anterior llevó a un grupo de investigadores de la Universidad de California en Estados Unidos a indagar en las razones del por qué las especies consumían plástico como parte de su dieta.
Anteriormente se creía que las aves marinas confundían los desperdicios sintéticos con resto de pescado o algas, pero no se conocían las causas de esta confusión.
Ahora, en un estudio publicado este miércoles 9 de noviembre en la revista Science Advances, el grupo de expertos pudo determinar que los desechos plásticos marinos emiten el olor de un compuesto sulfuroso que algunas aves marinas han relacionado históricamente como indicador de productos comestibles.
"Si queremos entender realmente por qué los animales comen plástico en el océano, tenemos que pensar en cómo los animales encuentran la comida", señala Matthew Savoca, investigador a cargo del estudio.
Debido a esto, el ser humano debería ser aun más responsable con sus desperdicios plásticos para evitar así este drama que afecta a las especies que sobreviven gracias al alimento que pueden obtener del mar.

Fuente: veoverde.com