Patagonia: Una pareja de infatigables luchadores por la conservación: Doug y Kris Tompkins

 
 Lucas Chiappe

Hace ya una año desde que se fue un querido amigo, maravillosa persona y uno de los hombres más comprometidos con la conservación de la Patagonia que conocí en mi vida…  Una irremplazable perdida para el Planeta para su familia y para todos los que tuvimos el privilegio de conocerlo y apreciar su obra en Chile y Argentina…

Lo conocimos cuando un día golpeó la puerta de casa con su compañera Kris a principio de los '90… nosotros no teníamos idea de quienes eran, pero alcanzaron sus breves presentaciones, pronunciadas en un castellano simpático, mezcla de acento inglés, “voseo” argentino y tonada chilena, para iniciar una amistad de esas que no se acaban nunca…
Se habían acercado a nuestra chacra en Epuyen luego de que cayera en sus manos mi primer libro de fotos ("Imágenes de un Sueño"), y su propósito era conocer mi opinión respecto a la entonces Ministro de Medio Ambiente (¡María Julia Alsogaray!) con quien iba a tener un encuentro para intentar formalizar su primera donación al Estado argentino: Unas 16.000 Has. en la Provincia de Santa Cruz justo en la frontera con Chile… Una historia que tardaría 20 años antes de concretarse, debido a la desconfianza de los Gobiernos de turno y lamentablemente con el tiempo también incluyó a la mayoría de las personas que no tuvieron el privilegio de conocerlo personalmente...
Corría aquella nefasta época en la que Menem estaba privatizando absolutamente todo e incluso se rumoreaba que los Parques Nacionales podrían sufrir el mismo destino mercantilista, por lo cual entre mate y mate, terminé sugiriéndole que tomara un par de recaudos antes de la cita, como para asegurarse que, ningún pedazo de esa joya andina cayera en manos equivocadas, ya que incluía ni más ni menos que la cara Este del imponente Cerro San Lorenzo… Situación que finalmente provocó la ira de “la funcionaria” quien luego del encuentro le contesó a través de sus abogados una nota aduciendo que:”- El Estado Argentino no iba aceptar las condiciones leoninas que un extranjero le quería imponer, para efectuar esa donación...”. Cabe acotar que los únicos requerimientos de Doug, fueron: Primero que se creara un puesto de Guardaparques y la segunda, que se adosaran todas esas tierras al Parque Nacional los Glaciares, como para garantizar su conservación a perpetuidad...
Desde ese día comenzamos a tejer una amistad que se fue profundizando a través de las siguientes dos décadas, a medida que fuimos conociendo esta pareja de escaladores, kayakistas, aventureros todo terreno e idealistas como pocos, que amaban el perfil bajo y soportaban de mala gana el acoso de la prensa y la exposición pública, a la que se tuvieron que acostumbrar a desgano por causa de las ridículas confabulaciones que se tejieron a su alrededor. Un desmedido precio que tuvieron que pagar por ser tan esquivos a las luces de los reflectores, a las fotos con políticos, y a las fastuosas recepciones de las clases altas capitalinas.
Tampoco ayudó la campaña iniciada por el Portal Soberanía Chile en donde los secuaces de Pinochet lo acusaron desde su arribo a Santiago, de querer dividir ese país al medio para crear un nuevo estado de Israel (???), persecución que luego cruzó de este lado de la cordillera debido sus compras de tierra en Santa Cruz (lo que hoy es el P.N. Costero Monte León) y más tarde en los Esteros del Iberá…
Aunque en nuestro país, los que comenzaron calumniándolos fueron los patrioteros de la seudo izquierda peronista (D'Elia y compañía), que en este caso lo acusaron de querer exportar el agua del Acuífero Guaraní a los Emiratos Arabes y otra sarta de idioteces por el estilo… denuncias inventadas a las que se le unieron inmediatamente algunosos estancieros correntinos y… lamentablemente, también la mayoría de los grupos y asambleas ambientales argentinas.
Una situación que me tocó vivir de cerca y que me provocó mucha tristeza cada vez que salí a defenderlo en los medios y también indignación a medida que aumentaban las fantasías paranoicas en cada nota que aparecía en los medios de des-información masiva. Artículos que rebatí con encendidas críticas, exigiéndoles “investigar” a fondo esas acusaciones antes de publicar textos en base a falsedades inventadas por una manga de lunáticos conspiracionistas.
A la vez, no puedo olvidar los reproches benévolos del Doug cuando leía mis opiniones en algún lugar de la Red, y sus consejos pronunciado en voz baja: “- Tranquilo Lucas, déjalos hablar, ellos tienen el micrófono en sus manos y se ganan la vida de esa manera, las palabras se las lleva el viento... lo único importante al final son los hechos, y vas a ver que dentro de unos años muchos vendrán a felicitarnos, asegurando que siempre creyeron en nuestro trabajo de conservación”…
En eso también tenía razón “el gringo”… Y una muestra la vivimos en su funeral en Pto Varas, adonde acudió un ex Ministro que lo había perseguido durante el Gobierno de Frei, pidiendo autorización para asistir a la ceremonia y presentar sus disculpas a su esposa, por haber actuado en base a prejuicios infundados y mala información...
En esa emotiva ceremonia de despedida también estaban presentes muchos de los eco-activistas trasandinos que lucharon, con su apoyo, durante la exitosa campaña “Patagonia sin Represas”, en contra de Hydroaysen... Todos expresando una enorme consternación por su muerte, pero a la vez, sintiendo que nuestro valiente aliado se había ido en su Ley, rodeado de sus cuatro mejores amigos de la infancia y en las aguas de uno de los tantos lagos patagónicos transfronterizos a los que él y Kris se desvelaron por proteger durante tantos años…
Quizás un breve resumen de su vida, su legado y su inquebrantable fascinación por este rincón del Planeta.
Gracias Amigo, tu espíritu impregnado de Ecología Profunda nos seguirá guiando e inspirando por el resto de nuestras vidas...

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente