jueves, 24 de marzo de 2016

Amazonas: La tribu Mundurukú y su hábitat ‘entre las cuerdas’


Los activistas han desplegado junto a los indígenas una gran pancarta en una zona del río que los mundurukú consideran sagrada. La pancarta, de 20 x 30 metros, que reza“Malditas presas. Dejar correr el Río Tapajós”, tiene como objetivo exigir el abandono del proyecto de las presas del Tapajós.

Con la misma finalidad se ha lanzado una recogida de firmas en la siguiente página www.greenpeace.es/amazonia "Greenpeace se une al pueblo mundurukú en su lucha para proteger el río Tapajós, sus bosques y su gente“, ha afirmado Miguel Ángel Soto, responsable de la Campaña de Bosques de Greenpeace España. ”Si se construye esta presa, sus promotores serán responsables de aumentar la deforestación, incrementar la pérdida de biodiversidad y poner en riesgo la supervivencia cultural de los pueblos indígenas Mundurukú de la región de Tapajós." El gobierno de Brasil planea construir más de cuarenta presas en la cuenca del río Tapajós. El más grande de estos proyectos, la mega presa de São Luiz do Tapajós, de 8.040 MW de potencia, supondría la construcción de un muro de 7,6 km de largo y dejaría bajo las aguas una superficie de territorio similar a la ciudad de Nueva York (729 km²). Si el proyecto se lleva a cabo, la presa de São Luiz do Tapajós destruirá 14 lagos permanentes y estacionales, más de 7.000 hectáreas de formaciones rocosas y 320 islas. Los principales afectados, la tribu indígena de los Mundurukú llevan habitando la cuenca del río Tapajós desde hace miles de años y todavía viven en la región más de 12.000 miembros, la mayoría asentados en las riberas del río. Sus comunidades dependen del río para su alimentación, como medio de transporte y como forma de expresión cultural y espiritual. La pérdida del río supondrá el fin de su forma de vida. "Nos oponemos a la construcción de la presa porque nuestras vidas dependen del río y la selva. Si el río Tapajós es represado, perderemos nuestra fuente de pescado, nuestras formas de transportarnos, nuestro estilo de vida" ha apuntado Juárez Saw Mundurukú, Jefe del territorio Sawre Muybu. "Cuando el gobierno brasileño insiste en la construcción de mega presas en regiones frágiles, como la selva amazónica, está ignorando los grandes riesgos de alterar el balance ambiental de toda la región, que es el hogar de numerosas culturas indígenas y de una biodiversidad increíble", ha declarado Soto. El proyecto de mega presa de São Luiz do Tapajós se encuentra en las primeras etapas del proceso de otorgamiento de la licencia ambiental, pero se están produciendo los mismos errores y defectos que ya se produjeron en los proyectos de otras mega presas en la Amazonia, como la presa de Belo Monte en el río Xingú donde, además de su alto impacto ambiental y social, está siendo investigado por estar vinculado con el mayor escándalo de corrupción investigado en la historia de Brasil. "Los últimos acontecimientos políticos en Brasil están poniendo en evidencia el colapso del modelo actual de desarrollo. 
 Detrás de estos megaproyectos hidroeléctricos se encuentran los mismos intereses políticos que trabajan para satisfacer la avaricia de las grandes corporaciones, alimentando el círculo vicioso de la corrupción y el mal uso del dinero público“, ha comentado Soto. ”Pero hay una alternativa a este modelo: energías renovables, como la solar y eólica, podrían satisfacer las necesidades de abastecimiento de todos los brasileños, sin destruir la biodiversidad y la forma de vida de las comunidades locales." 

Notas: Si se construye la presa de São Luiz do Tapajós, el llenado de la misma inundará alrededor del 7% de los 178.000 kilómetros cuadrados del territorio Sawre Muybu, territorio de la tribu de los Mundurukú. Informe de Greenpeace Brasil "La batalla por el Río de la Vida" (octubre de 2015) - Imagen: www.elmercuriodigital.net  - Fuente: http://www.ecoticias.com