miércoles, 23 de marzo de 2016

Argentina/De la asamblea al gobernador sanjuanino: No queremos megaminería y que se saneen los cinco ríos contaminados

En la mañana del sábado 19, sin aviso previo, pasó por la carpa permanente del departamento de Jáchal, el Gobernador de San Juan Sergio Uñac. Concurrió a escuchar a la asamblea y se comprometió a visitarnos el día 5 Abril próximo, para comenzar a dialogar de forma directa con nosotrxs. Desde la asamblea se dejo en claro lo siguiente: "no queremos mas megamineria a cielo abierto con uso de sustancias tóxicas en nuestra provincia".
 
Por Asamblea Jachal No Se Toca


Además, la asamblea le exigió al gobernador darle curso y que no se pongan trabas al proyecto de saneamiento de los cinco ríos contaminados, que fue aprobado en el consejo deliberante de Jachal, de manera unánime por los concejales.
Este suceso se dio en un marco de una apertura de dialogo de forma pacifica entre las partes.
-------------------
El ministro de ambiente en Jáchal, como si nada: "Habrá minería y habrá control"


Bergman participó el domingo de una acalorada asamblea en Jachal, provincia de San Juan. El lema del encuentro era claro: "Nuestra vida y el agua de nuestro pueblo no valen 145 millones de multa a la Barrick. Cierre, remediación y prohibición". Después de un viaje cancelaado el martes pasado, ayer el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, llegó hasta el departamento de Jáchal para reunirse con los vecinos que integran la asamblea Jáchal No Se Toca.

Con una oposición total a la explotación de minería metalífera a cielo abierto, Bergman, ante miles de jachalleros, escuchó a los principales referentes que le plantearon las consecuencias que dejó el derrame de un millón de litros de solución cianurada en la mina Veladero.
La visita del gobernador Sergio Uñac, anteayer, al departamento no fue suficiente para contener los ánimos. Lo demostraron claramente ayer, cuando echaron de la asamblea al diputado nacional de Pro Eduardo Cáceres, al acusarlo de representar al sector minero. Sin embargo, luego de ese episodio Bergman pidió que el legislador volviera a ingresar en la carpa donde se hizo el encuentro.
Pese a los esfuerzos, el desarrollo de la asamblea fue complicado. Sobre todo porque en la carpa conviven dos sectores: el que considera que hay que ajustar controles y destinar al departamento el dinero de la multa que se le impuso a la Barrick y los que directamente reclaman que se termine con la explotación minera a cielo abierto.
Discusiones acaloradas
Los vecinos echaron a Cáceres de la asamblea por haber integrado la comitiva que viajó a Canadá hace 10 días para buscar inversiones mineras. Además, le criticaron el hecho de haber estado en la feria internacional de minería que se realizó en Toronto, de la que también participó Uñac.
Cuando uno de los moderadores propuso que Cáceres volviera y explicara las razones de ese viaje, los ánimos se encendieron aún más.
La asamblea se hizo en la plaza San Martín, ubicada frente a la comisaría y el edificio municipal, y se vio desbordada de vecinos.
Allí, el ministro fijó posición: "Habrá minería y habrá control de la ley para respetar la vida y el medio ambiente". La frase generó rechazo de parte de los asambleístas.
Bergman captó la atención de los vecinos cuando señaló: "Estamos en conversaciones con la Justicia y van a ejecutar por primera vez la póliza de seguro ambiental".
Sobre este punto dijo que desde el Ministerio de Medio Ambiente habían hablado con el juez federal Sebastián Casanello, que lleva una de las dos causas vinculadas al derrame, y le pidieron que se abriera una cuenta de garantía para que la compañía que debe responder por ese seguro pagara la cláusula indemnizatoria. Según añadió el ministro, será el juez el que administre esos fondos y no los gobiernos provincial o nacional.
Daño ambiental
Entre los anuncios, también el funcionario manifestó que se destinará una partida para la remediación del daño ambiental a las comunidades más afectadas por el incidente ambiental, Jáchal e Iglesia. Sin embargo, aclaró que no tiene injerencia en el destino de los 145 millones de pesos de la multa impuesta por el gobierno provincial a la minera.
Bergman aclaró que la función del ministerio que encabeza no es mediar o fallar en favor de determinado sector cuando hay intereses contrapuestos. Ese rol lo debe ejercer la Justicia, añadió.

Fuente: La Nación