miércoles, 16 de marzo de 2016

Volumen de salmones muertos en Chile alcanza para llenar 16 piscinas olímpicas

Las empresas tienen hasta el 18 de marzo para remover todos los peces muertos.

por Alex Zurita

Hace unos días supimos de las microalgas chatonella y leptocylindrus danicus, responsables de la muerte de 8.4 millones de salmones en las regiones de Los Lagos y Aysén, en el sur de Chile. De las 38 mil toneladas de salmones muertos, ya se han retirado del mar cerca de 30.400, que corresponde al 80% del total. El volumen de esta cifra alcanza para llenar 16 piscinas olímpicas. Para los expertos, es muy importante remover la mayor cantidad de peces muertos, pues su descomposición en el mar podría provocar la proliferación de bacterias peligrosas y generar un desastre sanitario importante.
Por lo mismo, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) dio como plazo final el domingo 18 de marzo para la remoción del total de peces muertos y deberán ser liberados 75 millas mar adentro. Esto, según los expertos, no tendría consecuencias ambientales.
Queda el 20% de salmones muertos, que es el porcentaje más difícil de desechar, porque esta es la última alternativa, no hay otra opción. El objetivo central es retirar los peces muertos en el menor tiempo posible para evitar complicaciones", sostuvo el ministro del Interior, Jorge Burgos.
Estas microalgas solo afectarían a los salmones de piscinas industriales que no pueden escapar. Según las autoridades, la asfixia provocada por la chatonella y leptocylindrus danicus no afecta a los demás ecosistemas libres.