lunes, 14 de marzo de 2016

Chile: Senador Girardi anuncia ley para prohibir el uso indiscriminado de antibióticos en la producción de alimentos


Sergio Cárdenas Riquelme


El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, anunció que presentará una ley para prohibir el “uso preventivo, masivo e indiscriminado de antibióticos en la producción de alimentos”, ya que de acuerdo a estudios de la OMS, incrementan peligrosamente la resistencia de las bacterias y por su mal uso “avanzamos a una involución de la humanidad”.

El parlamentario PPD y miembro de la Comisión de Salud del Senado, señaló que el descubrimiento de la penicilina en 1943, “cambió la historia de la humanidad porque se desarrolló la cirugía y el tratamiento de infecciones, pero el uso inadecuado de antibióticos ha provocado generen resistencia mucho más rápido que la capacidad de los laboratorios de generar nuevas moléculas”.
El senador advirtió que a nivel mundial “la industria de alimentos animal y vegetal usa de manera masiva e indiscriminada los antibióticos para prevenir eventuales infecciones y lograr que los productos engorden más. Pero a mayor cantidad de antibióticos, mayor resistencia de las bacterias que luego ingieren los humanos”.
Con la ayuda de un informe elaborado en Estados Unidos, el senador explicó que “la Penicilina, sólo dos años después de ser descubierta (1943) ya tenía resistencia. La Vancomycin, creada en 1972, en 1988 tenía resistencia y el Imipinem de 1985, el 98 tuvo resistencia. El Daptomycin se creó en 2003, pero en el 2004 ya tenía resistencia”.
Citando al estudio norteamericano Girardi afirmó que “el agente bacteriano KPC que apareció en Carolina en el 2000, se extendió rápidamente a todo el mundo y sólo dos o tres antibióticos son eficaces” y agregó que “el 2008 apareció el factor NDM en la India se expandió a todo el planeta y salvo un antibióticos es resistente a todos los demás”.
Para Girardi estamos ante “el riesgo de pasar a una sociedad post antibiótico, volver a la era pre penicilina, y una cantidad inmensa de personas morirá por no poder tratar las infecciones y septicemias. Actualmente mueren 700 mil personas por resistencia de las bacterias y la OMS pronostica que al 2050 morirán 10 millones de personas por falta de antibióticos eficaces. Esto es una catástrofe que provocará la involución de la humanidad por el mal uso de los antibióticos”.
Por ello el parlamentario afirma que se suma al llamado de la OMS y de la comunidad científica mundial y presentará una ley que “prohibirá aplicar antibióticos de manera preventiva, masiva e indiscriminadamente en cultivo de peces, criaderos de pollos, cerdos, corderos, carne de vacuno y también la producción agrícola”.
La iniciativa también establecerá el uso obligatorio de un rotulado que “revele el uso de antibióticos en el proceso productivo pues la gente tiene derecho a saber que está comiendo”.
Aunque el problema es mundial, para el senador, en Chile la situación es aún más grave “porque no existe ningún tipo de regulación. “La salmonicultura chilena, por ejemplo, usa 450.700 kilos de antibióticos al año en Chile y Noruega, que produce más salmones que nosotros, sólo utilizan mil kilos de antibióticos al año y recomiendan a niños y embarazadas no consumir salmón más de dos veces a la semana”.
Para Girardi “el colapso de la salmonicultura chilena se produce porque les han dado tantos antibióticos que los salmones no tienen ninguna capacidad de resistencia o inmunidad y los hace vulnerables a bacterias y virus híper resistentes”.
MEDICAMENTOS
En el mismo estudio estadounidense se señala que el 45 % de los medicamentos que se entregan en la salud primaria “están mal indicados pues no se debiera dar antibióticos ante un cuadro viral o una gripe. El 50% de los antibióticos que se dan en los hospitales están mal indicados y el 80% de los antibióticos vendidos en los EE.UU. son para árboles, pollos, cerdos, vacas, y no para seres humanos”.
Por ello el senador por Santiago Poniente, afirmó que también regularán “los antibióticos que recetan los médicos, muchas veces de manera preventiva, y estableceremos un sistema de trazabilidad para tener un registro, llevar un control y poder hacer frente a este verdadero desastre para la humanidad”.

Imagen: ‪faada.org
----------------------------------------
Leche de vaca, veneno letal
 
¿Qué tipo de leche es mejor doctor? ¿Entera? ¿Light? ¿Extra calcio? ¿Tapón azul, verde, rosita? ¿En galón? ¿Tetrapack? ¿Cuál? ¿Cuánto puedo tomar? Antes de llegar a esa respuesta, veamos lo siguiente.
Bigotes de leche en actores, imágenes de vacas felices y la leyenda ficticia de que necesitamos el contenido de calcio de la leche entre otras cosas, nos han llevado a consumir lácteos en exceso los cuales se encuentran deteriorando nuestra salud en gran escala. Muchas enfermedades se encuentran atribuidas al consumo de leche y sus derivados. De hecho, los lácteos se encuentran ubicados dentro de los 8 alimentos más alérgenicos para el ser humano. Pero, ¿por qué resulta ser tóxica la leche?
Un poco de historia
Todo comenzó hace aproximadamente 60 años cuando la forma de crianza natural de la res fue modificada por una artificial. Para mediados de los años 1800’s, la vaca promedio proporcionaba aproximadamente solo 2 litros de leche al día. Para el año de 1960, el rendimiento de la vaca era de alrededor de 9 litros al día por animal. El día de hoy, gracias a las nuevas técnicas de crianza artificial del animal, tal y como lo son el uso de antibióticos, la selección genética de la cría, el cambio a consumir cereales genéticamente modificados en lugar de pastura, y el uso de hormonas de crecimiento, han hecho que la vaca actual proporcione hasta 50 litros de leche al día, con la vaca promedio proporcionando alrededor de 8,760 litros al año o 24 litros por día. Resulta impresionante el saber que bajo las leyes de la naturaleza una vaca promedio proporcione únicamente alrededor de 2 litros de leche al día y que el día de hoy, bajo las leyes de lo artificial, de lo modificado genéticamente, la vaca promedio llegue a proporcionar 24 litros de leche al día pudiendo llegar a proporcionar hasta 50 litros.
Enfermedades causadas por el consumo de lácteos convencionales
Obviamente, esta alteración del proceso natural tiene sus consecuencias, y actualmente estas consecuencias se están viviendo en la forma de diabetes, cáncer, tumores, leucemia, obesidad, enfermedades del corazón y algunas otras más. Cuando nosotros consumimos una leche así, pasa lo siguiente:
Los antibióticos administrados se absorben en la carne del animal y también van a parar a la leche. Cuando consumimos cualquiera de las 2 partes del animal, estos antibióticos llegan a matar parte de nuestra flora intestinal benéfica, aquella flora intestinal que se dedica a protegernos. Al hacer esto, nuestro sistema inmunológico queda desprotegido y la presentación de enfermedades como lo son la gripe, la tos, un resfriado y las alergias, se presentan de manera frecuente y cada vez más severas. También, ese desbalance de flora intestinal causa que se desarrollen hongos dentro de nuestro cuerpo tal y como lo resulta ser la cándida (algo parecido a la famosa  solitaria), un hongo que se alimenta principalmente de lo dulce, de los azúcares, y que tiene como consecuencias enfermedades de la piel como lo son el acné, psoriasis, eccema, hongos, cáncer, etc.
También, los cereales que las vacas manipuladas genéticamente de hoy en día consumen, han llegado a incrementar de forma extravagante el contenido de grasa corporal del animal. Una vaca consumiendo pastura (el alimento intencionado por la naturaleza para este animal) posee alrededor de un 18-20% de grasa corporal. Una vaca que come granos y cereales posee alrededor de un 42-44% de grasa corporal. Quiere decir que la vaca criada convencionalmente tiene más del doble de grasa debido a que el alimento consumido no es el indicado.
El punto más importante a manejar en la crianza artificial de la res, son el uso de hormonas de crecimiento. La hormona de crecimiento administrada en estos animales posee el nombre de rBGH, según su nombre en inglés. El uso de esta hormona incrementa a manera fuera de serie, la cantidad de leche que es producida por la res. Sin embargo, esta hormona conocida con el nombre de rBGH, incrementa los niveles de una hormona poderosa de crecimiento producida por la res llamada IGF-I, la cual resulta ser un factor clave en el desarrollo de cáncer. También, se sabe que esta última hormona (IGF-I) destruye a las células beta del páncreas, aquellas células que se encargan de producir la insulina. Esto solo quiere decir que cada vez que nosotros tomamos leche producida por una vaca criada convencionalmente (a manera artificial), estamos ingiriendo una sustancia que nos va a provocar la destrucción de aquellas células encargadas de producir insulina, la hormona necesitada para controlar los niveles de azúcar del cuerpo. En otras palabras, el tomar leche de vaca puede (y esta causando) diabetes.
Espera, aun hay más
Otros puntos importantes a manejar sobre la leche que satura nuestros mercados, es el aplicado de las técnicas de pasteurización o ultra pasteurización y/o homogenizado. Las técnicas de pasteurización o ultra pasteurización son técnicas aplicadas al alimento para librarlo de bacterias, gérmenes, virus, parásitos y cualquier otro agente patógeno que nos pueda enfermar. Sin embargo, estas técnicas degradan y destruyen gran parte de los nutrientes contenidos en la leche. En este caso, una leche pasteurizada carece de gran parte de las vitaminas y minerales propias del alimento además de las enzimas digestivas, sustancias que nos ayudan a digerir los alimentos para facilitar nuestra propia digestión y la salud de nuestro sistema digestivo. Una leche ultra pasteurizada es aún peor, esta de plano no contiene ningún nutriente vitamínico y enzimático, solo unos cuantos minerales han sobrevivido. ¿Qué tan malo resultan ser estos 2 procesos? Bueno, déjenme lo pongo de esta manera: un vaso de leche bronca (cruda) se puede digerir en aproximadamente 40-60 minutos debido a que contiene enzimas digestivas para ello. Un vaso de leche pasteurizada o ultra pasteurizada se puede tardar en digerir hasta aproximadamente 8 horas debido a que carece de las enzimas digestivas encargadas para ello. Resulta ser enorme la diferencia. Claro que alguno de ustedes en este momento estará diciendo: es necesaria la pasteurización o ultra pasteurización del alimento porque si no nos podríamos enfermar por alguna bacteria o agente patógeno que la leche pueda contener. Pues déjenme decirles una cosa, este tipo de pensamiento es precisamente lo que las industrias alimenticias, influenciadas por las industrias farmacéuticas, nos quieren hacer creer. Realmente no se necesita el uso de estas técnicas si la res es criada y tratada de manera natural y adecuada. Además, en unos estudios de laboratorio se llevaron a cabo unas pruebas en las que, en muestras de leche de vaca, a las cuales se les aplicaron diferentes virus tal y como lo fueron ántrax, E. Coli, varicela y algunos otros, con el motivo de probar si las propiedades de la leche realmente eran capaces de lidiar con este tipo de organismos sin la necesidad de una ayuda externa. Dejaron pasar toda una semana y los investigadores terminaron sorprendiéndose cuando al final de la semana se dieron cuenta que la leche se encontraba en buen estado habiendo combatido completamente a los virus administrados. Los investigadores concluyeron que una sustancia contenida en la leche de vaca, de nombre lactoperoxidasa, es lo suficientemente poderosa para combatir los virus, bacterias, gérmenes y parásitos más fuertes que hay en la actualidad. La verdadera razón por la cual la industria de los lácteos pasteuriza o ultra pasteuriza la leche es para prolongar el tiempo de caducidad del producto puesto que al hacer esto, la ganancia de ellos resulta ser mucho mayor.
Finalmente, una leche que diga homogenizada, es una leche a la cual se le han degradado las partículas de grasa a su más mínima expresión (para poder incorporar vitamina D sintética entre otras cosas) y esto como consecuencia genera una sustancia conocida con el nombre de OX (xantina oxidasa) la cual resulta ser una veneno letal para nuestra salud cardiovascular al momento de deteriorar en grande escala la salud de las arterias.
¿Alguien necesita calcio?
Se nos dice que necesitamos el calcio de la leche para lograr tener huesos fuertes y evitar enfermedades como la osteoporosis. Nada podría estar más alejado de la verdad. El experto en la materia Robert Cohen, escritor del controversial libro “Leche, el veneno letal (Milk the deadly poison), nos dice que las 4 naciones con mayor consumo de lácteos, las cuales resultan ser Dinamarca, Noruega, Holanda y Suecia, son las 4 naciones con mayores índices de osteoporosis y de cáncer de mama. Sin comentarios….

Fuente: http://despertandosalud.com/ Publicado en: Ecoportal.net - Imagen: ‪buenasiembra.com.ar‬