miércoles, 16 de marzo de 2016

Rechazan proyecto de minera chilena en Estados Unidos por atentar contra medio ambiente y comunidades

El gobernador del Estado de Minnesota rechazó la solicitud de Twin Metals, filial de Antofagasta Minerals, para ampliar un proyecto minero en zonas cercanas al área natural silvestre de Boundary Waters Canoe (sigla en ingles BWCAW).

La noticia no solo supone un revés para las pretensiones de Antofagasta PLC en el territorio, sino que constituye una oportuna lección de responsabilidad socioambiental para el grupo económico ideólogo e impulsor de la nueva política minera del gobierno de Bachelet, tendiente a desconocer todos los límites naturales, promoviendo la megaminería en las altas cumbres donde se encuentran los ecosistemas glaciares, el depósito de relaves tóxicos en el fondo marino o expandiendo la frontera minera hacia el sur donde aún queda agua.
Mediante una carta fechada el 6 de marzo, el gobernador de Minnesota, Mark Dayton, descartó cualquier posibilidad de autorizar un proyecto minero en el desierto más visitado de Estados Unidos, luego de que Twin Metals hubiera oficializado su interés en explotar una zona donde convergen intereses federales, estatales y privados.
“Tengo serias preocupaciones sobre el uso de tierras estatales de superficie para actividades relacionadas con la minería en las proximidades del área natural silvestre de Boundary Waters Canoe (BWCAW por su sigla en inglés)”. Señala el demócrata al jefe de operaciones de Twin Metals.
Llama la atención que los argumentos que da la máxima autoridad de Minnesota, son los mismos que enarbolan las comunidades que se oponen a este tipo de actividades en Chile: “Mi inquietud es más bien por los riesgos inherentes asociados con cualquier operación minera en las proximidades de la BWCAW y mi preocupación por la activa participación del estado de Minnesota para fomentar este tipo de operaciones, al permitir el acceso a las tierras estatales.” Continúa “Su singularidad y fragilidad requieren que tengamos especial cuidado cuando evaluamos cambios significativos de uso del suelo en la zona, y no estoy dispuesto a correr riesgos con el icono del medio ambiente de Minnesota.”
La noticia no solo supone un revés para las pretensiones de Antofagasta PLC en el territorio, sino que constituye una oportuna lección de responsabilidad socioambiental para el grupo económico ideólogo e impulsor de la nueva política minera del gobierno de Bachelet, tendiente a desconocer todos los límites naturales, promoviendo la megaminería en las altas cumbres donde se encuentran los ecosistemas glaciares, el depósito de relaves tóxicos en el fondo marino o expandiendo la frontera minera hacia el sur donde aún queda agua, entre otras razones, porque la megaminería no opera en la zona.

La autoridad norteamericana remata su misiva señalando: “Teniendo en cuenta mi preocupación sobre el uso de las tierras del Estado para promover operaciones mineras en las proximidades del BWCAW y dada la incertidumbre que rodea los arrendamientos de minerales federales a Twin Metals, deseo informarle que he ordenado al DNR (Departamento de Recursos Naturales) no autorizar o entrar en ningún nuevo acuerdo estatal de acceso o contrato de arrendamiento para operaciones mineras en esas tierras estatales.”

Fuente: Observatorio Latinoamericanod de Conflictos Ambientales - noalamina.org