martes, 15 de marzo de 2016

Argentina: Pan American, el socio que se chupa a Chubut


Pan American Energy (PAE), la principal petrolera de la provincia ganó casi $ 13 mil millones en los últimos 5 años, pero el Estado chubutense acumuló pérdidas por la caída de regalías y los subsidios que deberá pagar: este año tendrá que poner $ 1,2 millón por día ($ 452 millones anuales) para que Pan American Energy y otras petroleras no despidan personal. Solo el año pasado, PAE reportó una ganancia neta por su operación en Chubut de $ 4.800 millones.


Fuente: Jornada

La petrolera Pan American Energy LLC (PAE), tuvo una ganancia neta en los últimos cinco años de 12.933 millones de pesos. La “ganancia neta”, para que se entienda, es aquella que resulta tras deducir todos los gastos de operación, intermediación, distribución, administración, reparto o retención de utilidades, pago de dividendos y pago de impuestos.
PAE es la principal operadora petrolera de Chubut y la segunda del país, detrás de YPF, y la mayor exportadora de crudo de la Argentina, sacado del yacimiento Cerro Dragón, ubicado a 60 kilómetros de Comodoro Rivadavia.
Es, además, la empresa más importante de la provincia y un verdadero “socio oculto” de todos los chubutenses, aunque es un dato casi desconocido para el común de la gente.
Según los Estados Financieros Intermedios Condensados al 30 de septiembre de 2015, a los que accedió Jornada, sólo el año pasado, con un barril de petróleo desbarrancándose en los mercados internacionales, PAE reportó una ganancia neta por su operación en Chubut de $ 4.800 millones. Un dato extra: el Balance de PAE cierra el 31 de diciembre, por lo que el número final de su ganancia neta, que se conocerá en las próximas semanas, puede ser aún mayor.
Sin embargo, en el mismo período, las regalías petroleras de Chubut cayeron unos 108 millones de dólares en relación al año 2014, lo que al cambio oficial actual representan unos 1.684 millones de pesos de pérdida.
Lo que se dice, una sociedad imperfecta.
El gran subsidio
A la luz de los resultados económicos de la principal operadora petrolera de Chubut, la crisis del sector petrolero a la que viene haciendo frente el Estado provincial suena contradictoria.
Durante las arduas negociaciones llevadas a cabo en febrero pasado en Buenos Aires por las autoridades provinciales, el Gobierno nacional, los gremios petroleros y las principales operadoras petroleras, el gobernador Mario Das Neves dijo una frase tan contundente como cierta: “Como dijimos en su momento, esto es como el juego de la perinola: todos tienen que poner algo, y así será, porque realizarán su aporte Nación, Chubut, las operadoras y también los trabajadores, aunque está muy claro que el aporte mayor lo realizarán las empresas petroleras”, expresó al término de una de las varias reuniones que se hicieron en la búsqueda de una salida a la crisis petrolera.
Al final, hubo acuerdo. Pero la perinola, si nos remitimos a los hechos, cayó de la cara de “Ponen Nación y Chubut”. Es verdad que las petroleras, con PAE a la cabeza, se comprometieron a no despedir a ningún empleado por seis meses. Pero la contraprestación del Estado nacional y la Provincia del Chubut fue la que paró los despidos: un subsidio de 10 dólares por barril extraído, de los cuales 7,5 dólares salen de las arcas nacionales y 2,5 dólares de las de Chubut.
¿Todos ponen?
La semana pasada, el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Sergio Bohe, confirmó en una entrevista con el programa “Actualidad 2.0”, que se emite por Radio del Mar de Comodoro, que el subsidio al barril de exportación tendrá vigencia hasta fin de año, “siempre que el crudo tipo Brent no supere una cotización internacional de 47,5 dólares por barril”, aclaró.
Los pronósticos indican que difícilmente ese precio se supere, al menos en los próximos 18 meses. Bohe habló del subsidio a PAE, YPF y Tecpetrol, las tres operadoras fuertes de la Cuenca del Gofo San Jorge, porque se conoció la Resolución N° 21 del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, que dispuso el aporte de 7,5 dólares por cada barril que se exporte, retroactivo al 1 de enero de 2016, con una vigencia que se extenderá hasta el 31 de diciembre.
Esto obliga a Chubut a definir su aporte de 2,5 dólares por cada barril extraído en su propia tierra. El crudo Escalante, como se conoce al petróleo extraído en Chubut, se liquida actualmente entre 32 y 34 dólares por barril, por lo que a partir de la confirmación del subsidio sumará 10 dólares por cada unidad.
Según algunos cálculos del sector, ese subsidio había que pagarlo por alrededor de 31.500 barriles por día que se exportan. Una cuenta rápida indica que los 315.000 dólares diarios que pondrán Nación y Provincia para cubrir el subsidio, significarán a finales de este año algo así como 115 millones de dólares: unos 86 millones de dólares al año pondrá Nación y los otros 29 millones de dólares los pondrá Chubut.
Es decir que el subsidio a PAE, que es la mayor exportadora de petróleo, le significará este año a Chubut unos 452 millones de pesos. O visto de otro modo, 1.240.000 pesos por día.
Mientras la provincia sigue perdiendo regalías, deberá afrontar un millonario subsidio diario a una empresa petrolera que el año pasado ganó más de 4.800 millones de pesos.
No parece un gran negocio

Publicado en: noalamina.org