lunes, 28 de marzo de 2016

Chile: Solicitan restricciones a la navegación para proteger pingüinos de isla donde ocurrió brutal matanza

La normativa que está pidiendo ORCA Chile incluye la prohibición de emitir ruidos molestos y la prohibición de desembarco en la isla y acercarse a menos de 50 metros del ejemplar de pingüino más próximo, además de la obligación de retirarse a 100 metros en caso de cualquier cambio de comportamiento en los animales como mínimo.

A través de un oficio, la Organización de Rescate y Conservación Ambiental (ORCA Chile) solicitó formalmente al gobernador marítimo de Castro, capitán de fragata LT Carlos Fredes, que dicte restricciones de navegación para quienes circulen cerca del grupo de Islas Gualipicán, en la comuna de Quellón, Provincia de Chiloé, Región de Los Lagos.
La medida apuntaría a restringir el acceso y permitir que los pingüinos magallánicos que ahí nidifican no sean molestados. La petición surge tras las continuas denuncias sobre personas que desembarcaban en las islas para matar a pingüinos y lobos marinos con el fin de ocupar su carne como cebo para jaibas y otros crustáceos.
La presidenta de ORCA Chile, Constanza Naredo, comentó que “hace algún tiempo y en gran medida gracias a la buena recepción del capitán de Puerto de Chonchi, logramos que se dictara una medida similar para los pingüinos del islote Conejos en Queilen, lo cual terminó casi por completo con las invasiones a la colonia residente”.
De acuerdo con lo publicado por la organización no gubernamental (ONG) en su sitio electrónico, la normativa que están solicitando incluye la prohibición de emitir ruidos molestos y la prohibición de desembarco en la isla y acercarse a menos de 50 metros del ejemplar de pingüino más próximo, además de la obligación de retirarse a 100 metros en caso de cualquier cambio de comportamiento en los animales como mínimo.
“Hay que entender que un proceso como el anunciado por el Ministerio de Bienes Nacionales para nombrar la zona como monumento natural o reserva llevará un largo periodo y los pingüinos necesitan la mayor protección en el menor plazo posible que podamos conseguir”, enfatizó Naredo.
Por su lado, Zico Henríquez, director ejecutivo de ORCA, subrayó que “una solución final a estos problemas no solo depende de las organizaciones como nosotros, tampoco solo de la autoridades. Lo que aquí se necesita es que todos aportemos lo que sabemos”.
Finalmente, Henríquez manifestó que desean implementar varias medidas en estos islotes: “De hecho se está evaluando la opción de cámaras de seguridad y otras para detectar cuando un barco entre en la zona. Lamentablemente el costo de la inversión es la mayor barrera para hacerlo, pero tenemos fe que lograremos algo pronto”.
Los representantes de la ONG concluyeron que pese a que aún no han sido contactados por el Ministerio de Bienes Nacionales, tienen la esperanza que puedan trabajar en conjunto.

Boletin de ecosistemas.cl