miércoles, 6 de enero de 2016

Groenlandia, el principio del fin


Investigadores de Estados Unidos, Dinamarca y la Universidad de Zurich, en Suiza, temen que esto podría conducir a un aumento de la liberación del agua de deshielo a los océanos.

Las capas de nieve parcialmente compactada (firn) en la superficie de Groenlandia podrían almacenar menos agua de deshielo de lo que se suponía, porque se está liberando a gran velocidad hacia el mar. Investigadores de Estados Unidos, Dinamarca y la Universidad de Zurich, en Suiza, temen que esto podría conducir a un aumento de la liberación del agua de deshielo a los océanos. Las capas cercanas a la superficie de la capa de hielo de Groenlandia se componen de nieve que se están convirtiendo poco a poco en hielo glaciar y en Groenlandia, esta capa firn es de hasta 80 metros de espesor. Como han demostrado los científicos de esta investigación, el calentamiento de la atmósfera actual está cambiando esta capa firn de tal manera que el agua de deshielo se está liberando más rápido de lo previsto. "Básicamente nuestra investigación muestra que el firn reacciona rápidamente a un clima cambiante. Su capacidad para limitar la pérdida de masa de la capa de hielo mediante la retención de agua de deshielo podría ser menor de lo previsto anteriormente", resume Horst Machguth, autor principal del estudio realizado por la Universidad de Zurich. Los investigadores viajaron a Groenlandia para analizar el impacto del calentamiento atmosférico reciente sobre la estructura de capas de hielo y nieve cercanas a la superficie llamada firn. En el transcurso de tres expediciones a la capa de hielo, los científicos atravesaron varios cientos de kilómetros para mapear la estructura de las capas firn con una unidad de radar y mediante la perforación de núcleos firn regularmente espaciados. Investigaciones anteriores han demostrado que la capa firn actúa de forma similar a una esponja, almacena agua de deshielo que se filtra hacia abajo en el firn desde la superficie en lo que se conoce como 'lentes de hielo'. "No se sabe cómo el firn reaccionó al reciente verano muy caliente en Groenlandia. Nuestra investigación pretendía aclarar si el firn era realmente capaz de retener el agua de deshielo o si la esponja se había desbordado", explica. Los científicos perforaron numerosos núcleos de 20 metros de profundidad para tomar muestras de los sitios firn, también dirigiéndose a núcleos similares que habían sido perforados hace entre 15 y 20 años. En muchos lugares, la comparación de los nuevos y antiguos núcleos reveló sustancialmente más lentes de hielo que en el pasado y que el firn almacenó agua de fusión como una esponja, pero no fue así en todas partes. Núcleos taladrados en elevaciones más bajas indican que las cantidades excepcionales de agua de deshielo forman una capa de hielo sorprendentemente masiva directamente debajo de la superficie de la capa de hielo. "Parece que la entrada intensiva y repetida de agua de deshielo formó numerosas lentes de hielo, que en última instancia, obstaculizaron la percolación del agua de deshielo aún más", dice Dirk van As, coautor del estudio y miembro del Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia. Como resultado, las lentes mucho más pequeñas crecieron para formar una capa de hielo de varios metros de espesor que ahora actúa como una tapa en la parte superior del firn que de otro modo sería como una esponja. Mediciones de radar identificaron que esta capa era continua a lo largo de decenas de kilómetros, de forma que agua de deshielo nueva que golpea la tapa de hielo no pudo filtrarse en el firn y se mantuvo en la superficie. Las imágenes de satélite muestran que el agua impidió la percolación recogida en la superficie, donde se formaron ríos que fluyen hacia el margen de la capa de hielo. "En contraste con el almacenamiento de agua de deshielo en el firn poroso, este mecanismo aumenta la escorrentía de la capa de hielo", explica Mike MacFerrin, segundo autor del estudio e investigador en la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos. "Este proceso no ha sido previamente observado en Groenlandia. La extensión total de esta tapa de hielo que tapona el firn de la capa de hielo sigue siendo desconocida. Por esta razón, la cantidad de escorrentía adicional de la capa de hielo asociada con este proceso recién observado todavía no se puede cuantificar", lamenta. Sin embargo, cambios similares en la estructura firn ya se han observado en el Ártico canadiense, lo que lleva a la conclusión de que este fenómeno podría ser generalizado. ep