miércoles, 6 de enero de 2016

Sexo y “malware”: una combinación cada día más habitual


El consumo de sexo vía Internet es abrumador aunque la gran mayoría prefiera negarlo; los ciber-delincuentes lo saben muy bien y lo están empleando para introducir software del tipo malicioso (el llamado “malware”) a través de las páginas que ofrecen contenidos pornográficos.
Una realidad no confesada
Solo una minoría de adultos (y ni que hablar de los adolescentes que lo hacen a escondidas de sus padres) confiesa que consume porno por Internet, pero cuando sus equipos se llenan de contenidos maliciosos, la verdad termina por salir a relucir.
Según las estadísticas si no todos, al menos un 95% de los ordenadores del mundo, han hecho una visita a los contenidos de alguna web “hot” y quienes se dedican a la delincuencia cibernética son muy consientes de ello, por lo que se aprovechan de ello desde hace años, para colar todo tipo de virus, troyanos y malware en los PC de los poco precavidos visitantes.
Hasta hace poco existían algunas webs de contenido pornográfico que se consideraban bastante seguras, pero de un tiempo a esta parte, casi nadie se salva de ser el medio por el cual se introducen determinados códigos “maliciosos” en los más variados tipos de ordenadores, tabletas y hasta en los móviles.
Varios ejemplos
Dos famosas y hasta ahora “seguras” webs como son Youporn y Pornhub (a quienes les visitan en conjunto más de 800 mil personas cada mes) experimentaron en “carne propia” cómo se introducían por intermedio de anuncios de terceras personas, varios malware en los terminales de sus usuarios.
Poco antes del suceso mencionado, en xHamter (que cuenta con un número cercano al medio millón de visitas mensuales) usaron la misma metodología: la de que los anuncios colgados en su web contenían algo más que información.
Y estas son las webs más célebres y con más caudal de visitas, pero ello no es óbice para que otras con menos usuarios también hayan caído en las garras de los ciber-delincuentes y tengan un problema muy importante con la seguridad de sus webs.
Malwarebyts, es una compañía con sede en EEUU que se dedica a la seguridad informática y que ha advertido que los anuncios que se pueden hallar en sitios como Xbabe, EroProfile, Nuvid, DrTuber y IcePorn constituyen un “trampa”.
Pero además han explicado que no sólo son peligrosos si se “pincha” en ellos, sino que en la actualidad ya no es necesario “abrir” cierto tipo de archivos, para que de igual forma los equipos terminen infectados.
Antes se usaban los videos porno como “caballos de Troya”, mediante los cuales terminaban colándose ciertos virus dentro de los ordenadores, pero hoy los verdaderos peligros son las redes de los diferentes tipos de anuncios.
¿Qué es lo que buscan?
Uno se pregunta ¿qué tipo de malware introducen? Y la respuesta es muy sencilla: infectan los ordenadores por ejemplo con “ransomware”, un tipo de rastreador de información, que es capaz de secuestrar datos importantes que quedan en poder de los delincuentes, quienes bloquean los equipos y terminan pidiendo sendos rescates para liberarlos o amenazan con publicar “información comprometedora”.
Una foto que se tenga guardada y pueda ser exhibida con consecuencias nefastas para alguien, un email comprometedor, un proyecto exclusivo, información privilegiada, todo ello es un anzuelo para que los ciber-delincuentes ingresen en nuestros ordenadores y nos ocasionen un daño económico, moral y/o ético.
El próximo paso: los móviles
Ante la realidad de que cada vez son más los usuarios que dependen del móvil para realizar hasta las tareas más básicas, cabe suponer que el próximo objetivo de los ciber-delincuentes serán los Smartphone y todo lo que en ellos se guarda: contraseñas, datos bancarios, dinero virtual, fotos, videos y un largo etc.
Y las vías de infección de los móviles podrían ser las mismas que las de los PC, ya que la mencionada web Pornohub ha realizado un estudio y ha comprobado que hasta 2010 solo consumían porno en sus móviles un 10% de los usuarios, pero esa cifra se ha disparado a un 63% en 2015 y no solo ven porno los hombres, si bien lo hacen en mayor porcentaje que las mujeres.
Basándose en dicho estudio, los expertos advierten que hay que tener mucho cuidado al visitar páginas que podrían tener contenidos maliciosos ocultos, especialmente las que tienen muchos videos o anuncios, porque es una veta muy jugosa y sin dudas será el próximo objetivo de quienes se aprovechan del mundo virtual para delinquir.
Y cuando se introducen en los sistemas, no solo acceden a todos los contenidos, sino que cuentan con todo el tiempo del mundo y herramientas adecuadas y sofisticadas de software para encontrar y seleccionar qué es lo que hará más daño.
Es importante que quienes consumen habitualmente contenidos pornográficos (lo confiesen o no) estén alertas y tengan en sus dispositivos la debida protección, ya que no solo peligran los PC´s como ha ocurrido recientemente, sino todos aquellos aparatos que puedan contener información susceptible de ser secuestrada, bloqueada o sustraída.