martes, 13 de octubre de 2015

Argentina: El derroche de la renta minera licuó más de $10 mil millones


La cifra representa lo que recibió la Provincia a valores actuales, conforme a la evolución de los salarios.

Los ingresos por la minería de la Provincia en el lustro 2006-2010 fueron de $2.088 millones, entre las regalías y utilidades de YMAD por la explotación de Bajo La Alumbrera, pero para tomar real dimensión de lo que representan es necesario actualizarlos a valores actuales. De este modo, los ingresos por la minería equivalen en realidad a $10.112 millones, una fortuna con que alcanzaría para financiar, por ejemplo, 28.350 viviendas, 945 barrios de 30 viviendas cada uno por un valor de casi 11 millones.
Para actualizar los ingresos recibidos por la minería hasta 2010 se aplicó el índice de evolución  anual del salario mínimo, vital y móvil, que sigue la pauta inflacionaria. Lógicamente, se tuvo en cuenta lo que hubiera sido la capitalización anual  de los recursos. En 2006, por ejemplo, la Provincia recibió $326.326.340 en concepto de regalías y utilidades que, actualizado conforme a la evolución del salario, con el criterio explicado, son en realidad a $2.272 millones sólo por un año.
Otra manera de actualizar el valor de los ingresos recibidos es tomando la tasa activa que establece el Banco Nación. Se trata del interés general que se cobra en el sistema financiero a quienes tienen descubierto en sus cuentas corrientes, por ejemplo. Muchas empresas utilizan esa tasa para cobrar intereses por mora a sus clientes, ya que incluso hay leyes que obligan a las empresas a cobrar como mínimo esta tasa.
Con la tasa activa del BNA, la actualización es sensiblemente más baja: $9.958 millones.
El cálculo es procedente, porque los recursos de la minería se tendrían que haber destinado, según todos los discursos,  a inversiones de capital tendientes a generar condiciones para el desarrollo, y no a gastos corrientes, como se hizo con la inmensa mayoría de la suma a nivel provincial y en los municipios.
Con lo recibido hasta 2010 según el análisis realizado por los contadores Juan Cruz Miranda y Marcelo Ponzo Florimonte y presentado en las Jornadas Nacionales del Sector Público, se podría haber financiado a valores de la época lo mismo que ahora.

Fuente: noalamina.org