Genocidio del TLC





Comienzan investigaciones en Perú sobre matanza de indígenas, mientras se producen los primeros acuerdos con el gobierno

El gobierno peruano firmó un acuerdo de entendimiento con dirigentes indígenas, en el que se compromete a presentar un proyecto de ley pidiendo la derogación de dos de los decretos legislativos que han provocado las protestas masivas de los pobladores originarios, dado que abren la puerta a las trasnacionales para explotar los recursos de la Amazonía peruana.
El acuerdo fue firmado por el presidente del Consejo de Ministros de Perú, Yehude Simon, y por representantes de 390 comunidades indígenas. En señal de entendimiento, los pobladores originarios se comprometieron a levantar el bloqueo de la importante carretera La Merced-La Oroya-Lima durante cuatro horas diarias, aunque mantendrán la medida de protesta pacífica hasta que se deroguen definitivamente los decretos legislativos.
El acuerdo fue alcanzado alrededor de diez días después de que la policía interviniera en una de las protestas conducidas por los indígenas en la provincia de Bagua, causando decenas de muertes.
Ayer, el Congreso peruano aprobó por unanimidad la conformación de una comisión multipartidista que investigue lo que sucedió, a la vez que ya existen pedidos de interpelación sobre Simon y sobre la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas.
Los violentos hechos ocurridos en Perú también llamaron la atención de la comunidad internacional, y ya se encuentra en el país el relator especial para los pueblos indígenas de las Naciones Unidas, James Anaya, quien investigará lo ocurrido en Bagua.
Los pobladores originarios han denunciado cómo la policía provocó el enfrentamiento, y asesinó a más indígenas de los que difunden las cifras oficiales, quemando sus cuerpos luego o arrojándolos a los cauces de agua.
“La orden que recibió la policía ni fue disuasiva”, denunció a la Coordinadora Nacional de Radio de Perú (CNR) el dirigente indígena Leoncio Calla. "Ellos vinieron a desalojar la carretera disparando a matar”, agregó.
Calla negó que los indígenas que realizaban las protestas tuvieran armas, o pretendieran tomar medidas que no fueran pacíficas. "Traíamos sólo nuestras lanzas como medida de protesta para que nos escuchen y deroguen el paquete de leyes que fueron inconstitucionales, que atentaban contra la biodiversidad, fauna silvestre, el agua, y que nos tomaban a nosotros como si fuéramos gente ignorante. Por eso salimos a la carretera", afirmó el dirigente a la CNR, no sin lamentarse por los policías que habían perdido sus vidas en el enfrentamiento, a quienes, a pesar de considerar que era la policía la causante de los episodios de violencia, se refirió como “hermanos”.
Mientras, en Bolivia, el presidente Evo Morales fue categórico al definir lo que había sucedido en Perú. “Lo que ocurrió en Perú, estoy convencido, es el genocidio del TLC, la privatización, la entrega de las selvas amazónicas de Suramérica a las trasnacionales”, dijo el presidente boliviano, en referencia a las normas que provocaron las protestas, que fueron adoptadas en el marco del Tratado de Libre Comercio que el gobierno peruano -que conduce Alan García- promovió con Estados Unidos.
Foto: Amazon Watch

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques