Vacas calientan la atmósfera



Por: Milagro Torres

▪ El ganado es responsable del 18% del gas invernadero
▪ Los eructos, pedos y boñigas de las vacas contaminan cuatro veces más que el humo de un carro.
▪ Los vegetarianos proponen una nueva estrategia contra el calentamiento global.


SAN JOSÉ,(CRH) – No sólo la basura, el humo de las muflas de los carros y las cenizas industriales alteran el ambiente del planeta. La emisión de gases de las vacas es un contribuyente más.

Hemos llegado a tal punto que hasta la propia naturaleza se contamina ella misma cuando está siendo alterada por el hombre. El ganado es el responsable del 18 por ciento de los gases que causan el calentamiento global, más que los carros, aviones y toda otra forma de transporte, que juntos suman un 13 por ciento.
Así lo indicó un estudio realizado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en el 2006.
Los eructos de las vacas, sus pedos y boñigas emiten cuatro veces más metano que un carro. De hecho, el metano daña al mundo 23 veces más rápido que el dióxido de carbono. Tan sólo una vaca emite entre 400 y 500 litros de metano al día a través de sus flatulencias.
“El Metano es un gas que se produce cuando la materia orgánica es consumida por bacterias en un ambiente sin oxígeno. Más sencillo, sus pedos y los míos tienen gas metano y se producen después de que comimos algo y empieza la digestión”, explica Julio Mata, químico catedrático de la Universidad de Costa Rica.
Mata añadió que el origen de este gas en las vacas reside en que poseen microorganismos en su aparato digestivo que le ayudan a asimilar los alimentos (generalmente hierba) a través de un proceso que emite gas.
Más carne
El sector de la agricultura animal emerge como uno de los contribuyentes más importantes a los problemas ambientales realmente serios.
La producción global de carne está proyectada a más que duplicarse de 229 millones de toneladas, de 1999 al 2001, a 465 millones de toneladas en el 2050.
La superficie del planeta es de unos 510 millones de kilómetros cuadrados y el ganado ocupa actualmente el 30 por ciento de la superficie total de la Tierra, en su mayoría pastando; pero además se suma un 33 por ciento del total de las tierras cultivables para producir su alimento, según las notas del informe de la FAO.
Lo anterior contribuye a deforestar más bosques para poner a pastar a los animales.
“La población y las actividades humanas hacen que crezca la cantidad de gases que son emitidos a la atmósfera, y, por más esfuerzo, no hay una forma para controlarlo”, dijo Julio Mata.
El reporte publicado, en diciembre del 2006, examina también el daño hecho por las ovejas, pollos, cerdos y cabras; pero los 1.500 millones de cabezas de ganado del mundo son las principales culpables casi en todos los casos.
Viven por las vacas
El sector ganadero es el medio de subsistencia para 1.300 millones de personas en el mundo, y supone el 40 por ciento de la producción agrícola mundial.

En América Latina la población humana crece al 1,6 por ciento anual y el ganado al 1,2 por ciento anual; es decir, crecen prácticamente al mismo ritmo, según datos de inventario vacuno de Peter W. Ormel, investigador de la FAO.
“El gas metano no es un contaminante. No es propio sólo de las vacas… los seres humanos también producimos gas metano. El problema radica en que las industrias ganaderas tienen una mala organización, hay desorden y en países pobres como el nuestro, hay bajas tecnologías que permitan eliminar desechos de la ganadería.
Además, agrega Julio Mata, “este es un sector recio a entrar en controles gubernamentales”.
“Todos debemos poner nuestro granito de arena”, Sofía Fallas
Una Nueva Estrategia contra el Calentamiento Global
“La ganadería es la producción que más daña el ambiente y gasta recursos naturales que podrían destinarse a otra actividad”.
Ese es el criterio de Sofía Fallas, estudiante de veterinaria de la Universidad Nacional y vegetariana desde hace poco menos de un año.
“Lo que me llevó a tomar la decisión fue ver tanta crueldad por la que pasan los animales destinados a la producción desde el día en que nacen. No es sólo el proceso de matanza, es todo…”
Ser vegetariano, según dice Sofía,”es vivir bajo una dieta donde no se consuma ningún tipo de carne proveniente de animales, sea vaca, pollo, pescado, camarones, entre otros”.
¿En que contribuiría ser vegetariano a bajar los niveles de Calentamiento Global?
“Desde hace tiempo el planeta se esta viendo afectado por el uso indiscriminado de recursos y la contaminación y ya estamos viendo repercusiones como el calentamiento global, la cantidad de gases en las ciudades, que ya ni sabemos donde meternos la basura…
Si adoptáramos una dieta vegetariana para que disminuya la producción de animales se corta al mayor productor de gases, contaminación y lo que gasta más recursos en el mundo…”
¿Hay ventajas en el vegetarianismo para la reducción del dióxido de carbono?
“Las organizaciones deberían considerar abogar por el vegetarianismo como una parte fundamental de las campañas contra el calentamiento global.
Debería fomentarse a nivel mundial el consumo racional de carne y otros productos animales y explorar alternativas vegetales igualmente deliciosas.
También, hay que educar en cuanto a los mitos de que un vegetariano no puede ser saludable o que la carne es necesaria para el crecimiento de los chiquitos y muchas cosas que se dicen…
Muchos vegetarianos, como yo, son ingeniosos, hacen hamburguesas, hacen tortas hechas de yuca, por ejemplo. La soya ya esta muy industrializada y ahora hay soya con sabor, color y textura a carne, pollo, huevo, tocino, leche, hasta chocolates de soya hay…”

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento