La Universidad al servicio de las Transnacionales





Fondos de La Alumbrera y Polo Biotecnológico, dos caras de una misma moneda –


Ambas iniciativas ya concretadas y sigilosamente negadas al debate por parte de autoridades universitarias, son parte y origen de una misma matriz recolonizante. Las contribuciones económicas de “La Alumbrera” y las corporaciones empresarias integrantes del “Polo Biotecnológico”, son artimañas para disimular el verdadero propósito; obtener el aval de nuestra alta casa de estudio.
Carta Abierta de Organizaciones, asambleístas y ciudadanos, de la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) de Córdoba en marcha al 11º encuentro nacional a realizarse en Córdoba Capital, del 11 al 13 de diciembre del 2009; nos pronunciamos por:
* El repudio a la recepción por parte de la U.N.C. de fondos procedentes del emprendimiento minero Bajo la Alumbrera de Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio (YMAD)
* El repudio al llamado Polo biotecnológico de la U.N.C., su Parque Científico y Tecnológico (PCT) e incubadoras de empresas.
Ambas iniciativas ya concretadas y sigilosamente negadas al debate por parte de autoridades universitarias, son parte y origen de una misma matriz recolonizante.
En los dos casos (Fondos de La Alumbrera y Polo Biotecnológico) ocultan antecedentes vinculados con la justicia, como el caso del “procesado Julián Rooney” Gerente Comercial y vicepresidente de Minera La Alumbrera Ltda., imputado por presunto autor penalmente responsable del delito de contaminación peligrosa para la salud.[1]
Otra pata de este esquema implementado en el seno de la U.N.C. es el polo Bio Tecnológico, que también reconoce antecedentes judiciales, de siete imputados y procesados, como el ex vicedecano de Ingeniería Carlos Bortis de la universidad de Rio IV y personal de la transnacional De Smet entre otros, por "estrago doloso agravado" debido a explosiones de hexano, (un solvente usado en la elaboración de aceites) durante ensayos destinados a producir biocombustibles, ocurrido en otro polo biotecnológico, “la planta piloto” de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Río Cuarto, que costo la vida de cinco investigadores y un estudiante (diciembre de 2007), que realizaban pruebas para Aceitera General Deheza [2] y la corporación multinacional belga De Smet.[3]
En el caso de la minería, Xstrata Copper, Goldcorp Inc. y Yamana Gold s Minera Alumbrera Limited, son los responsables de Consumir más de 65.000 litros de agua por minuto, el 25% de la energía eléctrica suministrada a la Región del NOA y el 87% del consumo total de la provincia de Catamarca.
No solamente contamina Catamarca, sino Tucumán con el mineraloducto de 316 kilómetros, desde donde, líquidos residuales se vuelcan al canal DP2 que descarga en el río Salí y en el Dique Frontal de Río Hondo en Santiago del Estero, con grandes cantidades de residuos sólidos, metales pesados y otras sustancias tóxicas.[4]
Las contribuciones económicas de “La Alumbrera” y las corporaciones empresarias integrantes del “Polo Biotecnológico”, son artimañas para disimular el verdadero propósito; obtener licencia social, una especie de manto de impunidad, para que el aval de nuestra alta casa de estudio legitime sus actividades contaminantes, expoliadoras y depredadoras, que condena y obliga a los pueblos, cambiar formas de vivir, producir y peor aún, enfermarlos.
En el caso de los monocultivos industriales y sus paquetes tecnológicos, los gobiernos provinciales y nacionales condenaron a Córdoba a un destino de desierto verde, transformándola en la primera productora nacional de granos transgénicos, que integrada en la región Centro, junto a Santa Fe y Entre Ríos producen el 60% del total nacional de soja transgénica para forrajes o biocombustibles destinados exportación.
Este polo biotecnológico, nació y se desarrolla subordinado a un ordenamiento territorial colonizado, que termino con nuestros bosques nativos (solo quedaba ante de los incendios el 5% en pie), ha extinguido reservas de agua (la mas grande crisis hídrica provincial) y es responsable de incendios, desertificación, desalojo de poblaciones ancestrales y plagas varias.
Este es el entorno que precede el convenio que firmó la rectora Scotto (7 de Julio del 2008) para la creación del llamado polo biotecnológico [5] con grupos fuertemente transnacionalizados como Arcor y su asociada la multinacional francesa Danone; Aceitera General Deheza asociada con la suiza Glencore y las trasnacionales Belgas Bunge y De Smet (responsables de la tragedia de rio IV); Bio Sidus transnacional que exporta animales transgénicos fabricados y cobrados en dólares o euros y pagando en pesos las investigaciones de universidades publicas, además de otras corporaciones como Sancor, Porta, Savant Pharm, Promedon y otras.
Este Polo otorga a la Universidad un perfil que impulsa la artificializacion de la vida, circunscripto a la lógica de un sistema de dominación capitalista, productivista y desarrollista, con el objetivo de la manipulación genética de organismos vivos como la transgenia vegetal y sus cultivos supuestamente resistentes a plagas, insecticidas o herbicidas, incorporados genéticamente o rociados, que destruyen vida.
Otro objetivo del polo es la transgenia animal donde a un organismo se le añade una parte de un genoma extraño, de un animal o de un vegetal y de cuyo producto solo será beneficiada la industria biofarmacéutica y el complejo tecnomédico que finaliza con multimillonarios beneficios de las patentes de medicamentos que surgen de las investigaciones costeadas por la universidad publica que luego le son negadas al pueblo y a los pobres por sus costos y dirigidos en muchos caso a la exportación.
El Polo Biotecnológico beneficia económicamente a “grupos privilegiados” de investigadores universitarios, solo en cinco de las doce facultades de la U.N.C.: Químicas, FAMAF, Ciencias Exactas, Ciencias Médicas y Agronomía; además el Laboratorio de Hemoderivados, el Centro Científico Tecnológico Córdoba (CCT), CONICET, CEPROCOR de la Provincia de Córdoba, las universidades Católica de Córdoba, Nacional de Río Cuarto (otra protagonista de la tragedia del hexano) y al INTA Manfredi.
La definición de los aportes de cada socio del polo la dio el gobernador Schiaretti [6]“…el Estado provincial pone recursos económicos y la otra mitad pone una parte el sector privado y la universidad en prestaciones que haga…”, es decir el estado y la universidad estatal ponen dos partes, las corporaciones empresarias una y se llevan las ganancias.
El rol que jugaría la universidad lo definió la rectora Scotto [7] “…el sistema universitario debe tener una participación más activa en la definición de políticas públicas estratégicas, procurando el desarrollo de soluciones acordes a la demanda de las organizaciones de la sociedad y de las empresas…”.
Ha surgido también por decisión de la rectora, bajo la inspiración del gobernador Schiaretti, la creación del Parque Científico y Tecnológico (PCT) que estará ubicado en cercanías de la Facultad de Matemática, Astronomía y Física (FAMAF), que albergará lotes y locales de las corporaciones privadas empresarias que componen el polo, o sea la privatización no solo intelectual sino territorial de la universidad publica bajo el simpático nombre de “incubadoras de empresas”
Raúl Carbonio, Subsecretario de Innovación, Transferencia y Vinculación Tecnológica de la U.N.C. [8] institucionalizando este tipo de “clientelismo universitario” dijo: “… Los científicos solemos ser muy buenos investigando pero muy malos haciendo negocios...” y explicitó ”… acompañar para llevar a buen puerto un proyecto empresarial y convertirlo en una empresa…”
Algunas autoridades universitarias, pretenden hacer creer que ignoran este tipo de explotaciones mineras o industrial agropecuaria, siendo que son de las actividades ‘económicas’ más cuestionadas y rechazadas a nivel mundial y a vecen dicen no estar enteradas que cada vez son mas los ciudadanos enjuiciados o reprimidos por resistir firme y pacíficamente estas criminales explotaciones.
Existen numerosas y gravísimas denuncias que vienen realizando las poblaciones afectadas por el severo impacto socio ambiental, económico, político y cultural negativo, que estas explotaciones han significado.
Algunos “expertos” universitarios, esgrimen una supuesta independencia o neutralidad “puesta al servicio del progreso social”, en la práctica prefieren mirar para otro lado, recibiendo dinero de origen ilegitimo y ponen sus conocimientos al servicio de los intereses del mercado, ningún pudor les causa seguir empobreciendo a la naturaleza y a personas para acumulación y riqueza de unos pocos. Con estas decisiones, los responsables de la Casa de Trejo están dando continuidad a un modelo mercantilista de universidad.
Existen dignas reservas y resistencias en los claustros universitario, que no se dejaron vender “espejitos de colores” y ya rechazaron los fondos de la Lumbrera como la Facultad de Psicología, la Facultad de Filosofía y Humanidades y la Escuela de Ciencias de la Información de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Universidad Nacional de Córdoba) [i]; la Facultad de Humanidades (Universidad Nacional de Salta); la Facultad de Trabajo Social, la Facultad de Ciencias de la Educación, la Facultad de Ingeniería (Universidad Nacional de Entre Ríos) y la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.
Exigimos a las autoridades y al consejo superior de la UNC:
* Rechazar el dinero aportado por el emprendimiento minero Bajo la Alumbrera o de cualquier otro que sea de origen ilegitimo, delictivo, o implique poner a la educación pública en función del sector privado, exigiendo al estado un presupuesto que surja de las necesidades y participación informada de todo los claustros.
* Disolver el polo biotecnológico y volver a los principios de la universidad estatal, Publica y democrática, recuperando los valores de la reforma, priorizando los intereses del pueblo y los trabajadores.
* Orientar la política educativa a mejorar las condiciones de vida del pueblo, a revalorizar los bienes naturales comunes, la cosmovisión de los pueblos originarios y el modo del “buen vivir” campesino, promover la soberanía alimentaria y el respeto, memoria y justicia por los derechos humanos del pasado, preservando los del presente y el futuro sin hipocresías. www.ecoportal.net
Firmantes: Colectivo Semillas del Sur, ASAMBLEA ONGAMIRA DESPIERTA, CONFORMADA POR LOS VEC AUTOCONVOCADOS DE LAS LOCALIDADES DE SAN MARCOS, ONGAMIRA, CAPILLA DEL MONTE, VILLA GIARDINO, LA FALDA, VILLAS LAS ROSA Y CASA GRANDE. Colectivo los Galpones, La Lonja - General Savio - Renacimiento - La Tribu – Guemes, Peperina Rebelde, Universidad Trashumante, Asambleas y Organizaciones de la Coordinadora Córdoba en Defensa del Agua y la Vida (CCODAV): Asambleas: Campo de la Rivera, Los Tinglados, Muller, Hogar III, Los Cortaderos, Maldonado, MTR, CTD, UNHIDOS, Eco-Socialistas, Asambleístas Independientes de la UAC.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia