Proponen crear áreas protegidas en océanos abiertos





La mano más negra del hombre llega hasta los espacios naturales más recónditos. Llega y los azota, con acciones tan lindas como la sobreexplotación, la contaminación y una larga serie de impactos humanos completamente nefastos para la vida marina. Lamentable situación que un equipo internacional de científicos quiere remediar creando áreas marinas protegidas en los océanos abiertos.
La propuesta no sólo es interesante por lo que tiene de ecológico, sino por la voz de alerta que suponen, muy necesaria si tenemos en cuenta que en los océanos abiertos habita el 99 por ciento de la vida en la Tierra y, sin embargo, son espacios que todavía están entre los ecosistemas menos protegidos.
Los científicos, de Australia, Sudáfrica y Polonia, han gritado que los ecosistemas de alta mar (pelágicos) precisan protección urgente en la Trends in Ecology and Evolution (TREE), una de las revistas de ecología más prestigiosas del mundo.
Desde TREE, estos investigadores advierten así de las amenazas que acechan a estos ricos hábitats:
Los ecosistemas pelágicos se enfrentan ahora a una multitud de amenazas, incluyendo la sobrepesca, la contaminación, el cambio climático, la eutrofización, la minería y la introducción de especies. Estas amenazas pueden actuar en conjunto para causar un daños mucho mayores a las cadenas alimentarias marinas, las poblaciones de peces y los ecosistemas.
Las especies pelágicas también sufren de los efectos acumulativos de los factores de estrés: la exposición crónica a la contaminación química y acústica de los buques, las actividades militares o de exploración de petróleo y gas y la explotación, que puede dar lugar a la inmunosupresión y la falla reproductiva en mamíferos marinos.(Traducción libre)
En alta mar, donde no existe ningún organismo mundial único con autoridad para establecer áreas protegidas o regular el acceso y el uso del espacio, proporcionan casi el 80% de pescado, y en ellas se lleva a cabo la mitad de la fotosíntesis (transformación de la energía solar para mantener la vida) del planeta y, a través de su capacidad para absorber el CO2. Por lo tanto, sentencian los científicos, se trata de un espacio clave en el avance y alcance del cambio climático. Más nos vale protegerlo, entonces.
Vía | www.sciencealert.com.au
Fotografía | Suami Stream
ecologiablog.com

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia