viernes, 8 de abril de 2016

El gorila de Grauer ‘aniquilado’ por la extracción ilegal de Cobalto



El gorila de Grauer, uno de los primates más grandes del mundo que puede incluso llegar a alcanzar los 180 kilos, vive en el este de República Democrática del Congo, donde se han extraído minerales de forma ilegal durante décadas aprovechando los conflictos y la inestabilidad que azotan al país.

El gorila de Grauer, una de las principales especies dentro de la familia de los primates, podría ser añadido a la lista de animales en peligro de extinción después de que su población se haya reducido un 77 por ciento en los últimos 20 años, habida cuenta de la extracción ilegal del coltán --un mineral utilizado para la producción de dispositivos electrónicos, como móviles--. El gorila de Grauer, uno de los primates más grandes del mundo que puede incluso llegar a alcanzar los 180 kilos, vive en el este de República Democrática del Congo, donde se han extraído minerales de forma ilegal durante décadas aprovechando los conflictos y la inestabilidad que azotan al país. En la actualidad, el número de gorilas de esta especie se ha reducido a los 3.800 ejemplares frente a los 17.000 censados en 1995, según un informe de la organización ecologista Wildlife Conservation Society (WCS) y la Fauna y Flora Internacional. Estas estimaciones se apoyan en varias investigaciones de campo sobre los nidos de estos animales, así como en otras evidencias recabadas de guardabosques y comunidades locales. "Una de las principales causas que explica el descenso en la población del gorila de Grauer es la expansión de la extracción artesanal del coltán, así como de otros minerales. La mayoría de estas explotaciones mineras artesanales se encuentran en lugares remotos, donde los mineros a menudo se alimentan de animales salvajes", han denunciado los grupos ecologistas en un comunicado. "A pesar de que los gorilas deberían estar protegidos por la ley, su carne está altamente cotizada por su amplio tamaño y porque son fáciles de cazar y rastrear mientras se mueven en grupos alrededor de su estrecho territorio", han explicado las organizaciones. El informe ha subrayado la necesidad de proteger tres áreas claves para la supervivencias de las especies: el parqueKahuzi Biega (cerca de la frontera con Ruanda), la adyacente reserva Punia Gorilla y el Bosque de Usala, el más remoto y desprotegido. 
EN PELIGRO DE EXTINCIÓN
Los autores del informe afirman que el gorila de Grauer debería ser añadido a la lista de animales en "peligro crítico de extinción", la categoría más alta según el índice de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Para dar la vuelta a la situación, el documento señala que las milicias que operan sobre aquellas áreas del país donde no opera la ley deben ser desarmadas. En este sentido, los grupos ecologistas han instado a los activistas, consumidores y compañías de electrónica a asegurarse de que los minerales que adquieren --directa o indirectamente-- "no tienen relación con el conflicto o con la carne de animales salvajes". Hasta el momento se han desarrollado varias iniciativas para reducir las importaciones de minerales congoleños "manchados de guerra o sangre", como la Ley de 2010 Dodd-Frank que pretende evitar que las compañías estadounidenses adquieran oro, coltán, estaño o tungsteno, entre otros materiales obtenidos de forma ilegal. El este de Congo, así como Ruanda o Uganda, alberga especies de gorila de Grauer, también en vías de extinción. Los gorilas, que están amenazados a lo largo de los bosques del África tropical, son el pariente más próximo al hombre, junto con otra especies de simios, chimpancés, bonobos y orangutanes. ep

Fuente: http://www.ecoticias.com/ - Imagen: ‪www.teinteresa.es‬