viernes, 8 de abril de 2016

¿Somos todos culpables?

En la Era de lo Políticamente correcto estamos obligados a ser "ecologistas", los nuevos tecnócratas del medio ambiente han dado la voz de alarma: la Madre Tierra está hecha un asco y "todos somos responsables" . Si todos somos culpables del desaguisado, nadie lo es. Ese es el lenguaje oficial que ahoga la realidad para otorgar impunidad a la sociedad de consumo, a quienes la imponen por modelo en nombre del desarrollo.

Ahora los gigantes de la industria química, o automovilística hacen su publicidad en color verde y el Banco Mundial repite como una letanía la palabra ecología en cada una de las páginas de sus informes, tiñendo de verde todos sus préstamos.
Esta enorme maquinaria se vale frecuentemente de mecanismos de psicología personal y colectiva: la invención de disculpas (o mentiras), que tiene como objetivo que no aceptemos las responsabilidades. Los subterfugios nos dan tranquilidad y nos invitan a seguir el camino que nos ha trazado el Sistema:

* Excusas basadas en la tecnología
"No hay que preocuparse, los problemas ambientales tienen solución", nos dicen los tecnócratas. "El desequilibrio ecológico se debe a una tecnología aún rudimentaria, agresiva y contaminante, pero esta es cada vez menos utilizada en los países desarrollados y en un próximo futuro no existirán ningún problema ecológico". Mientras tanto esos mismos países venden la tecnología obsoleta a países menos avanzados. Si la técnica ha creado problemas globales en el medio ambiente, no es ilusorio pensar como lo hace Leonardo Boff que esa misma técnica tenga la capacidad de resolverlos: ¿No es absurdo pensar que el virus que nos ataca pueda ser el principio de nuestra curación?

* Justificaciones fundamentadas en el Desarrollo
Estamos inmersos en el mito del progreso y del crecimiento. No se trata de trabajar para cubrir necesidades sociales, sino de producir para atender a las demandas del mercado.Todos somos ecologistas, hasta que alguna medida concreta limita la libertad de contaminación. Cualquier grupo que intente trabajar por la mejora del medio ambiente será tachado de "abogados de la pobreza, dedicados a sabotear el desarrollo económico, fomentar el paro y espantar la inversión extranjera".
* Pretextos relacionados con la Sociedad-Ser Humano
"El ser humano y todo lo creado por él, como culmen de la evolución debe valerse de la Tierra ", dicen. "Lo importante es crecer, expandir los mercados y llenarlos de bienes y servicios que harán felices a los ciudadanos del mundo". El Ser Humano se ha aislado de la comunidad cósmica, olvidado del entramado de interdependencias y de la sinergia de todos estos elementos. Si como decía Galileo, la Tierra no es el centro del Universo: ¿cómo es posible que el ser humano, hijo e hija de la Tierra, se considere su centro y su finalidad?

* Disculpas apoyadas en la Civilización

Para la civilización, que dice ser occidental, la naturaleza es una bestia feroz a la que hay que dominar y castigar para que funcione como una máquina puesta a nuestro servicio. El ser humano es el animal más poderoso y para llegar a ese nivel y mantenerse en él debe someter a todo lo demás.

* Evasivas cimentadas en la Religión

Ya lo dice la Biblia, "creced y multiplicaos, llenad la tierra y sometedla; dominad sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que se mueven por la tierra...os entrego todas las plantas que existen sobre la tierra y tiene semilla para sembrar; y todos los árboles que producen fruto con semilla que servirán de alimento; y a todos los animales del campo, las aves del cielo y a todos los seres vivos que se mueven por al tierra les doy como alimento toda clase de hierba verde..." hace más de dos mil años que se abrió la veda.

Del trabajo ‘La educación global y la ética ecológica como herramientas para la sustentabilidad de Fernando Ojeda y Alberto Martínez Villar’

Fuente: decrecimi9ento.info - Ilustración: Martirena