lunes, 6 de septiembre de 2010

Cerca de 2 mil personas se sumaron a multitudinaria Marcha en Contra de Termoeléctrica Castilla




Todos se reunieron en Plaza de Armas de Copiapó

 
Eran las 11 de la mañana y la comunidad atacameña comenzó a reunirse en la Plaza de Armas de Copiapó y sus alrededores con el fin de participar en una de las masivas marchas en contra de la Termoeléctrica Castilla.  Una importante cantidad de gente, cerca de 2 mil personas, marchó por las principales calles de la ciudad protestando en contra de la eventual aprobación e instalación de este proyecto en Punta Cachos, el cual significará un aporte a enfermedades crónicas, a la extinción del Desierto Florido, a la flora y fauna natural de la zona, al aumento de la contaminación de las aguas del mar, del aire, a la eliminación de fuentes laborales como la pesca artesanal y el turismo ecológico, entre otros perjuicios de importancia.

La Comunidad Agrícola Totoral, la Junta de Vecinos de Totoral, el Movimiento Pro Defensa de las Costas de Atacama, el Consejo de Defensa del Valle del Huasco, la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Copiapó, la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Caldera y Bahía Inglesa, Juventudes Comunistas, Juventud Socialista de Atacama, entre otras organizaciones sociales, ambientalistas, comunales, laborales, sindicalistas, turísticas, de estudiantes universitarios y secundarios, de salud, entre muchas otras gritaron, saltaron y marcharon con opiniones fundamentadas y claras. Los dirigentes aprovecharon de informar a la comunidad en general, sobre el centenar de perjuicios que generará este proyecto termoeléctrico a la región si es que las autoridades lo aprueban, a pesar de los enormes factores negativos que significan para ellos y sus propios hijos y familias.



Los manifestantes de la exitosa marcha también aprovecharon de entregar volantes informativos que explican la cantidad de mega watts que pretende generar Castilla, a qué precio, a qué costo, a quienes serán destinados y todos los daños que provocará su instalación.

“El Presidente Piñera no sólo debe cumplir su promesa, sino que también debe considerar a la Región de Atacama, tal como lo hizo con la Región de Coquimbo al realizar las gestiones para que Barrancones fuera cambiada y luego cancelada. La Central Castilla es 4 veces mayor que Barracones y por ende provocará daños 4 veces mayores. La ciudadanía debe exigir su derecho de vivir en un mundo libre de contaminación para que sus hijos y sus nietos puedan respirar oxigeno y no elementos y partículas venenosas; y también de defender nuestra tierra, nuestra cultura turística, nuestro medio ambiente”, manifestó uno de los directores de la Comunidad Agrícola Totoral, Milton Morales.

Comunicaciones Comunidad Agrícola Totoral