En Gan Gan se marchó contra la megaminería y se conformó la asamblea de vecinos






El sábado pasado, la localidad de Gan Gan, en el centro de la meseta
chubutense, vio por primera vez en su historia una marcha por las
calles. El pequeño pueblo, de menos de mil habitantes, recibió
durante el fin de semana a muchos integrantes de comunidades Mapuches
de la zona, como también a numerosos vecinos de la cordillera y de la
costa que se acercaron al poblado de la estepa. Junto a los vecinos
de Gan Gan marcharon en contra del avance de la mega-minería, porque
ahí se encuentra la empresa minera Pan American Silver, quien se
encuentra ahora en proceso de exploración del yacimiento Navidad, a
unos 50 km del pueblo. Navidad es uno de los mayores yacimientos de
plata y plomo que queda en el mundo, y la atracción que generó en el
sector minero ha provocado una polémica importante con los habitantes
de la zona.

Bajo pancartas de “Si a la vida, No a la contaMINAción”, “El pueblo
Mapuche-Tehuelche de la meseta presente” y “Trabajo Si, pero no a
cualquier precio,” más de un centenar de vecinos, campesinos, y
visitantes recorrieron el pueblo a la luz de antorchas. Salieron de
la parroquia alrededor de las 20hs, pasaron por varios puntos
estratégicos del pueblo, y en cada parada hubo un espacio de discurso
de los vecinos. En la oficina de la comuna rural, se habló de la
complicidad del gobierno con la empresa y la falta de respuesta a los
vecinos preocupados, como también del clientelismo político como
intento de comprar la voluntad popular. Frente al tanque de agua que
abastece al pueblo, se habló de la importancia del agua pura para la
vida de la gente y de su ganado, y que esa agua corre el peligro de
grave contaminación con sustancias altamente tóxicas usadas en la
minería a cielo abierto. En los galpones de Pan American Silver, los
vecinos manifestaron su demanda firme de que la empresa se vaya de Gan
Gan y del país. Frente al hospital regional, se habló de las
consecuencias en la salud que provocaría la explotación minera. Y
ante la puerta cerrada de la oficina de la empresa, se denunció la
estrategia de ofrecer algunos “beneficios” materiales para generar la
licencia social necesaria para avanzar el proyecto.

Patricio Huichulaf, presidente de la Comunidad Mapuche Laguna Fría y
Chacay Oeste, comentó que se sintió muy emocionado al ver la cantidad
de gente que participó de la marcha. “Cuando llegamos a la comuna y me
di vuelta para hablar, me dije, ‘qué cantidad de gente’, no me lo
esperaba. Se acercó mucha gente del pueblo que no salió antes por el
‘No a la mina’, pero que cuando vio que marchamos todos, se animó a
salir y sumarse, acompañarnos.”

El Padre David García, de la parroquia de Gan Gan y parte del Equipo
Nacional de Pastoral Aborigen, notó la importancia del acto de
presencia. “Siempre se dice que esta gente no existe, que es una
región vacía… qué insulto terrible para todos los pobladores, no sólo
no escucharlos, sino hasta decir que no existen.” El pasado 3 de
septiembre había hablado el gobernador Mario Das Neves en una radio de
la provincia de San Juan, comentando que la meseta de Chubut “es una
zona despoblada.” La marcha del sábado fue una muestra contundente de
que la meseta no sólo está poblada, sino que además está poblada por
gente que manifiesta públicamente su postura en este tema.

Los comentarios del gobernador, constantemente a favor del proyecto
minero, suenan un poco extraños, ya que en Chubut, igual que en varias
otras provincias, se encuentra prohibida la minería a cielo abierto
con uso de sustancias tóxicas, una ley que surgió del rechazo popular
que tuvo el proyecto minero en la zona de Esquel, y la sucesiva
preocupación por proyectos en otras partes de la provincia. Sin
embargo, la empresa sigue trabajando y avanzando con la exploración, a
pesar de que supuestamente no pueden seguir con la explotación, y el
gobernador sigue declarando su apoyo al proyecto Navidad. En medios
de comunicación internacionales se publicó que el mismo Das Neves se
reunió en junio con el gerente de Pan American Silver, Geoff Burns, y
luego de esa reunión el Sr. Burns aseguraba a sus accionistas que el
proyecto avanzaba perfectamente bien y que confía que para el fin de
año el “panorama legislativo” estará en condiciones para empezar con
la explotación.

Los vecinos que marcharon por Gan Gan destacaron estas actitudes de
Das Neves, también dado que habían realizado una marcha en la ciudad
de Rawson el pasado 20 de mayo. Habiendo pedido una audiencia con el
gobernador, se movilizaron muchas personas de todas las comunidades
hasta la casa de gobierno en Rawson, donde esperaron el día entero sin
que los atendiera nadie. Pero como viene sucediendo en distintas
provincias con conflictos mineros, la organización vecinal ya no pasa
sólo por el reclamo al gobierno, sino por agitar en la opinión
pública. “Sin licencia social no hay minería,” cuenta la Asamblea El
Algarrobo, de Andalgalá, Catamarca. Entonces, si el gobernador no
responde a la gente a la que representa, hay que trabajar con todos los
vecinos para que finalmente no se dé la licencia social para la
explotación. Será difícil esa tarea, ya que luego de la marcha en
Rawson, la minera salió casa por casa en Gan Gan ofreciendo a todos
los que vienen reclamando por el agua “hacerles casa.”

Después de terminar la marcha, la gente reunida en el centro
comunitario decidió conformar una asamblea de vecinos de Gan Gan, para
que la gente del pueblo se siga organizando respecto al conflicto
minero. Así se unen a más de cien localidades a lo largo del país que
están organizadas en contra de proyectos mineros. Con esta marcha,
y la creciente organización del pueblo, la meseta se puso de pie, y
seguirá marchando en defensa de sus derechos.

Denali DeGraf
El Bolsón, Río Negro

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”