viernes, 17 de septiembre de 2010

Salvar la Madre Tierra, sentido de vida para Evo Morales





Por Isabel Soto Mayedo

"Siempre me verán con los presidentes, con los movimientos sociales, y con todos los que batallen por salvar a la Madre Tierra", ratificó el gobernante Evo Morales a la prensa cubana en Bolivia.
Para el primer mandatario indígena de América Latina, reconocido por la Organización de Naciones Unidas (ONU) como Héroe Mundial de la Madre Tierra (2009), esta lucha constituye un homenaje a los pueblos originarios que por miles de años vivieron en armonía con la Naturaleza.
Morales consideró urgente retornar a ese principio fundacional de la humanidad, abandonado a partir de la impronta del capitalismo en la historia y de su afán por generar riquezas a costa de agotar los recursos del planeta.
En opinión del dignatario boliviano, ese sistema de producción es el principal enemigo de la Madre Tierra y por ende, de la humanidad.
Con vistas a la Cumbre de Cambio Climático, programada del 29 de noviembre al 10 de diciembre en Cancún, México, Morales admitió la posibilidad de que los países norteños rechacen otra vez las propuestas encaminadas a defender el medio ambiente.
Sin embargo, adelantó, redoblará los esfuerzos porque en esa cita se retome lo acordado en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra (Cochabamba, abril de 2010).
A ese encuentro, convocado por el presidente de origen aymara ante el fracaso de las negociaciones en la reunión de Copenhague 2009, asistieron 35 mil 352 personas de 140 países y delegaciones de 56 gobiernos.
Los participantes conminaron entonces a los países desarrollados económicamente a reducir en 50 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero, a partir del nivel base de 1990, y a contribuir con un monto significativo a contrarrestar los efectos del cambio climático, entre otros.
De cara a Cancún existe un gran movimiento social popular que cuestiona al capitalismo y los daños inflingidos por ese sistema a la Madre Tierra, de acuerdo con Morales.
"Los pueblos del mundo tienen hoy otra bandera de lucha: la encaminada a salvar la vida, la humanidad", enfatizó.
Puede que Cancún no sea la última oportunidad de salvarnos, pero otras posteriores pueden llegar tarde, consideró y manifestó su preocupación por evitar divisiones en el Grupo de los 77 más China.
Con antelación, Morales subrayó que sólo podrá garantizarse un resultado positivo en la cumbre auspiciada por la ONU con la participación de los pueblos del mundo y con la más férrea unidad de los países que conforman ese bloque.
Fiel a la actitud que le mereció ser reconocido como "máximo exponente y paradigma de amor" a la Pachamama, el mandatario defendió la idea de promover referendos sobre el derecho a la vida, de fracasar la reunión convocada por el ente internacional para este año.
Desde su llegada al gobierno, en 2006, Morales consagró importantes esfuerzos a sensibilizar a la humanidad de la urgencia de luchar por la Madre Tierra como única alternativa de salvación y con ello, incentivó la adopción de importantes resoluciones en al ámbito de la ONU.


Prensa Latina
www.prensa-latina.cu