miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿Está matando el crudo del Golfo al tiburón ballena?





Durante el reciente vertido de crudo en el Golfo de Méjico, fluyeron 4,9 barriles de crudo en un área al sur del delta del Río Mississippi, donde de un tercio de todo el Golfo de Méjico norteño, han sido divisados tiburones ballenas. Poco se conoce del tiburón ballena, un pez de 45 pies de longitud (13,7 m) considerada una especie protegida por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
Resultados de la investigación indican que el vertido de crudo frente a la costa de Méjico puede estar poniendo en peligro la vida de estos animales.
El biólogo Eric Hoffmayer, de la Universidad del sur de Misisipi en el Gulf Coast Research Laboratory y que estudia al tiburón ballena, dijo: 'El impacto de este vertido para el tiburón ballena llegó en el peor momento posible en el peor lugar posible. Hemos tomado fotografías aéreas de estos animales a pocas millas del pozo y nadando en el crudo.’
‘Si estos animales se alimentaron en una zona con crudo en la superficie, hay una posibilidad importante de que murieran y se hundieran en el fondo. En este momento desconocemos cuántos animales han podido verse afectados.'
Normalmente el tiburón ballena sale a la superficie para alimentarse en las aguas ricas de plancton, filtrando el diminuto plancton y peces de los casi 160.000 galones de agua a través de sus bocas y branquias. El biólogo Bob Hueter, director del Center for Shark Research en el Laboratorio Marino de Mote, en Sarasota, Florida, se preguntaba: 'Sin duda absorberán contaminantes incluso bajo la forma dispersa, ¿se acumulará en sus tejidos y afectará a su salud?’ Añadía que 'Probablemente harán falta años para ver la huella que deja el crudo en la salud y fisiología de estos animales.'
El desastre puede incluso estar provocando la migración del tiburón ballena y provocando cambios en el modo de vida con el fin de hallar aguas más limpias donde alimentarse. Han sido divisados tiburones ballena a lo largo de la costa de la plataforma continental de Florida y aunque no es seguro cuántos han migrado realmente, es un comportamiento poco común dado que la zona es de aguas poco profundas con respecto a su hábitat natural que es el mar profundo.
Lo que resulta preocupante es el impacto a largo plazo que puede tener el crudo depositado en el suelo marino o que sigue en suspensión en restos de columnas submarinas. Hoffmayer, de la Universidad del sur de Mississippi, ha observado que: 'De alguna forma entre 60 a 100 millones de galones de crudo siguen ahí fuera y todos sabemos que no está en la superficie. Con esta idea del crudo sumergido, desconocemos qué amenazas existen para los animales.'
Los números de estos grandes animales del mar se pensaban menos pues son extremadamente enormes y los mares pueden soportar únicamente unos miles. Ese es el porqué el tiburón ballena lleva a cabo largas migraciones. Rachel Graham,  científica en el Ocean Giants Program de la Wildlife Conservation Society, que lleva rastreando a los tiburones ballenas durante 13 años, ha marcando acústicamente a los tiburones para seguir sus movimientos que demuestran que se están dispersando desde el Golfo de Méjico a la zona del vertido.

Fuente: Oceansentry.org