jueves, 23 de septiembre de 2010

La Nasa advierte de que una explosión solar podría paralizar la Tierra en 2013



Plus con el sol de fondo. (Imagen: NASA / EFE)
Apagones generalizados, cortes de Internet y de todos los sistemas de comunicación serían algunas de sus consecuencias.
Tendría un efecto equivalente a la explosión de 100 bombas de hidrógeno y provocaría con daños 20 veces mayores que los del Katrina.
Así lo asegura el Daily Mail, citando a fuentes de la Nasa.
Apagones generalizados, cortes de Internet y colapso de las comunicaciones. Son los resultados que, según la NASA, podría tener en la Tierra la masiva explosión solar prevista para 2013, según publica el diario británico Daily Mail. "Las llamaradas del Sol aumentarían el nivel de las radiaciones y esto haría colapsar las transmisiones satelitales", informa el medio.
La NASA ha dispuesto una docena de satélites para estudiar la amenaza y evaluar las consecuencias
El rotativo cita informes de la NASA que aseguran que la explosión paralizaría el tráfico de aviones y con ellos "el transporte de alimentos y personas, las comunicaciones telefónicas, el caos, al estilo de las películas de Hollywood". "El aumento de la actividad solar podría afectar las redes inteligentes de energía, la navegación GPS, el transporte aéreo, los servicios financieros y de comunicaciones de emergencia de radio", afirma el artículo.
Los técnicos de la NASA creen que prepararse con antelación contribuiría a minimizar los riesgos. "Los satélites se pondrían a buen recaudo y se desconectarían los transformadores para evitar las sobrecargas eléctricas", según el Daily Mail.
Por este motivo, la NASA ha dispuesto "una docena de satélites para estudiar la amenaza y evaluar las consecuencias". El secretario británico de Defensa, Liam Fox, ya ha alertado en una rueda de prensa de "la vulnerabilidad de la red de suministro eléctrico, una de las que se verá más afectada".
La explosión solar tendría, según estos estudios, un efecto equivalente a la explosión de 100 bombas de hidrógeno y provocaría con daños 20 veces mayores que los que dejó el huracán Katrina.

Imagen cedida de la nave espacial Solar Probe
20minutos.es