lunes, 13 de septiembre de 2010

Mendoza: el gobierno nacional destina fondos del BID para respaldar la minería en la provincia




El gobernador Celso Jaque y el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, firmaron la adhesión de la provincia al programa de gestión ambiental que distribuye U$S 25,6 millones. Las prioridades del convenio.

Aunque rezagada todavía en el ranking de provincias con potencial minero, Mendoza dará un paso importante de la mano de la Nación. Será con la firma del convenio de adhesión al Geamin (Gestión Ambiental Minera), un programa a través del cual se distribuyen U$S 25,6 millones, en un 80% financiado por el BID.

Mendoza es una de las pocas provincias cordilleranas que aún no han suscripto al programa. Éste contempla como prioridades el tratamiento de residuos minerales derivados de las explotaciones, la informatización y creación de una base de datos digital a nivel nacional de los emprendimientos, y el fortalecimiento institucional de los organismos que actúan como contralores de la actividad, mediante la capacitación de recursos humanos y la adquisición de equipamiento.

Precisamente, una comitiva de 20 personas, entre técnicos de la Unidad de Gestión Ambiental de la Provincia y representantes del sector, encabezada por la directora de Minería de Mendoza, Adriana Blesa, visitó por primera vez el emprendimiento de Potasio Río Colorado, en Malargüe. Cabe recordar que la Unidad es el área encargada de la evaluación ambiental, el monitoreo y control de la actividad mientras se desarrolle el proyecto.

En la firma del convenio estará presente el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral. Es uno de los compromisos en la agenda del gobernador Celso Jaque, que también lo llevará a encabezar una serie de inauguraciones con el ministro de Infraestructura, Julio DeVido.

El Geamin es parte del Programa de Gestión Ambiental para una Producción Sustentable en el Sector Productivo, cuya negociación con el Banco Interamericano de Desarrollo transcurrió entre 2005 y 2007, y está financiado en un 80% por el organismo financiero (U$S 40 Millones) y en 20% por el Estado Argentino (US$ 10 Millones). El mismo incluye dos subprogramas, uno de los cuales es el Geamin, a cargo de la Secretaría de Minería; bajo el mismo esquema, el BID aporta U$S 20,4 millones, con una contraparte nacional de U$S 5,2 millones.

En el caso del tratamiento de residuos mineros, la inclusión en el reparto de fondos parte de un relevamiento que, además de Mendoza, incluye a Jujuy y Río Negro, entre otras zonas. Resta poner en marcha las acciones de fortalecimiento de los órganos de control (formación de recursos y nuevos equipos) y el armado de la base de datos mencionada, además de una capacitación destinada a fábricas de ladrillos, que también abarca a Chaco y Formosa.

"Es un acuerdo al que ya adhirieron el resto de las provincias cordilleranas. En Mendoza, por lo pronto, ya se está trabajando con la asistencia al sector ladrillero", precisó Blesa.

Desde el sector, las opiniones incipientes consideran a la iniciativa una señal de toma de postura por parte del Ejecutivo. "Indudablemente toda acción por la que la Provincia se avenga es algo positivo, un paso dentro del cauteloso avance del Gobierno a favor de la minería en Mendoza", reflexionó Gianni Zenobi, académico y asesor de la Cámara de Empresarios Mineros (Camem).

Como parte del mapa minero nacional, la Nación le reconoce a Mendoza 3 proyectos mineros: el cuprífero de San Jorge, el de Yesos Knauff y el de Potasio Río Colorado, aunque destaca a éste último por su relevancia, ya que prevé una inversión que sólo es superada por el proyecto binacional de Pascua-Lama, en San Juan.


Fuente: Diario Los Andes