miércoles, 8 de septiembre de 2010

NICARAGUA: Semillas criollas y seguridad alimentaria versus transgénicos






Giorgio Trucchi
Rel-UITA

Campaña “Semillas de Identidad” profundiza su trabajo ante la amenaza transgénica


Entrando en su cuarto año de existencia, la Campaña “Semillas de Identidad” lanza señales muy alentadoras. Además de profundizar el desarrollo de estrategias orientadas a la promoción y rescate de las semillas criollas, el conjunto de organizaciones ¹ que integran esta iniciativa lograron volver a posicionar ese tema en la agenda de los tomadores de decisiones. Se amplía el frente “anti-OGM”.

En ocasión del lanzamiento de la 3ra Feria Nacional de Semillas y Alimentos Criollos, que involucró a más de 270 productores nacionales, los integrantes de la Campaña “Semillas de Identidad” dieron a conocer los avances logrados en más de tres años de intenso trabajo.

“Hemos venido trabajando para proteger a centenares de variedades de semillas de una posible extinción o contaminación por semillas transgénicas –dijo Julio Sánchez, miembro de la Alianza de Protección a la Biodiversidad y oficial de Incidencia del Centro Humboldt–.

La Campaña tiene una expresión muy amplia y su columna vertebral surge de las familias campesinas, junto con las organizaciones locales y los gobiernos municipales”, dijo.

A lo largo de su existencia, la Campaña ha desarrollado talleres de capacitación en varios municipios del país, impulsado más de 160 “bancos de semillas”, promovido la identificación y caracterización de centenares de variedades de semillas nativas.

Además, ha logrado involucrar a los gobiernos locales e instituciones gubernamentales acerca de temáticas muy delicadas, como la seguridad alimentaria y los Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

“Ya son cuatro –San Ramón, San Dionisio, Macuelizo y Belén– los municipios que han declarado su territorio ‘libre de transgénicos’, y hay varios más que ya tienen ese punto en su agenda de trabajo.

Estamos encontrando mucho interés, no sólo a nivel local, sino también en las instituciones nacionales, que nos han acompañado en diferentes actividades y han puesto estos temas en su agenda”, dijo Sánchez.

Semillas criollas y seguridad alimentaria vs. OGM

Los integrantes de la Campaña “Semillas de Identidad” señalaron estar muy preocupados por la presencia en Centroamérica de corporaciones transnacionales de semillas.

“Desde que Monsanto adquirió el control del grupo guatemalteco Semillas Cristiani Burckard, ha venido construyendo una plataforma para expandirse en la región. Su presencia representa un fuerte peligro, porque sabemos que su objetivo es enriquecerse a costa de nuestros recursos genéticos.
En este sentido –continuó Sánchez–, en octubre próximo vamos a movilizarnos en el marco del Día Global de Acción contra Monsanto”.

La preocupación de estas organizaciones está muy bien fundamentada.

En junio de 2010, las empresas Monsanto, Syngenta, Bayer, Dupont, BASF, Dow, entre otras, aglutinadas en CROPLIFE, realizaron un verdadero show mediático en Honduras para promover los cultivos transgénicos.

”Esta cruzada a la que CROPLIFE y sus socios han denominado eufemísticamente ‘Biotecnología y Seguridad Alimentaria’, queriendo indicar con ello que con el uso de los transgénicos se resuelve el hambre en el mundo, lo que en realidad pretende es acabar con la economía campesina”, explicó el miembro del Centro Humboldt en una reciente nota.

Sánchez advirtió también sobre la presencia de OGM en la ayuda alimentaria que se introduce en el país.

Pese a la aprobación de una Ley de Bioseguridad (Ley 705) que regula y previene la presencia de transgénicos, ya en el pasado se detectaron OGM en la ayuda alimentaria del PMA.

“Recientemente nos han reportado afectaciones a la salud en niños y niñas que están recibiendo ayuda alimentaria. Vamos a reactivar el monitoreo de esa ayuda para averiguar si hay presencia de transgénicos”, aseveró.

Semilla criolla es clave ante cambio climático

Según el miembro de la Alianza de Protección a la Biodiversidad, las semillas criollas poseen una memoria genética.

“Son semillas que pueden adaptarse a cualquier clima, garantizando la producción y la seguridad alimentaria. Son el pilar para la adpatación y la sobrevivencia ante el cambio climático.

La globalizacion, el mercado y el comercio nos han vendido la idea de que el consumismo es lo ideal. Nosotros queremos rescatar nuestras tradiciones, nuestras raíces, y así contribuir a nuestra seguridad alimentaria y nuestra identidad”, concluyó.

Notas:

¹ SWISSAID, Grupo de Promoción de la Agricultura Ecológica (GPAE), Grupo de Interés por la Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (GISSAN), Programa de Campesino a Campesino (PCaC-UNAG), Liga de Defensa de los Consumidores de Nicaragua (LIDECONIC), Alianza de Protección a la Biodiversidad (de la que forma parte la UITA), Centro Humboldt.


Fuente: http://www.rel-uita.org/agricultura/alimentos/soberania_alimentaria/semillas_criollas_y_seguridad_alimentariavs_transg.htm