martes, 13 de octubre de 2009

Nace en Bolivia el Tribunal Internacional de Justicia Climática






Hay responsables


Esta semana se realizará en la ciudad boliviana de Cochabamba la primera audiencia del Tribunal Internacional de Justicia Climática, previo a la VII cumbre de los países de la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (ALBA).
La iniciativa sancionará “moralmente” a los responsables de los crímenes climáticos, y sus conclusiones serán presentadas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
En esta audiencia fundacional estarán grupos locales como la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos; la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas Campesinas Originarias; la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático y la Fundación Solón.
También asistirá el presidente boliviano, Evo Morales, que propuso a finales de septiembre ante la ONU la creación de un tribunal con estas características, como una “instancia de investigación permanente” a gobiernos y empresas acusados por delitos ambientales.
Habrá además organismos regionales como la Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI); el Consejo Indígena de Centro América (CICA) y la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).
También referentes nacionales de la talla de la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (ECUARUNARI); la Organización de las Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina (ONPIA); la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y la Confederación Nacional de Comunidades del Perú Afectadas por la Minería (CONACAMI).
Otros grupos que participan en la convocatoria son Amigos de la Tierra Internacional, Oil Watch Sudamérica, Ecologistas en Acción, la Red Brasilera de Integración de los Pueblos, Jubileo Sur, la Alianza Social Continental y Nuestro Mundo No Está En Venta.
El Tribunal, según afirman, servirá para “identificar y sancionar” a los verdaderos responsables de crímenes “contra la Madre Tierra y sus habitantes”. Permitirá, además, denunciar en este espacio de “vigilancia social” la ausencia de convenios internacionales que realmente sancionen a los responsables de la destrucción del planeta.
Las organizaciones buscan, a partir de esta experiencia, construir un “sistema vinculante” que castigue los “crímenes ambientales y las grandes tragedias humanas” provocadas por “intereses financieros y mezquinos”. Esta semana Radio Mundo Real estará realizando una cobertura desde Cochabamba, para conocer detalles de las denuncias que analizará el Tribunal de Justicia Climática, y que estarán relacionadas con temas como impactos de los agrocombustibles, represas hidroeléctricas, mercados de carbono y otras falsas soluciones que atentan contra los derechos humanos.
Foto: http://www.destinosblog.es